Luis Miguel Rodríguez Blanco y Nicanor García Ordiz, les ofrecen dentro de la sección Carboncillo y Pluma, el retrato artístico y literario de Virginia Orallo González, a la que todos  conocían como Virginia, ‘la churrera’. Virginia es uno de esos personajes populares que, gracias a su trabajo y su personalidad, han merecido ocupar un hueco en la historia de Bembibre.

Los churros de Virginia, que ofrecía en el quiosco de la Plaza Mayor o en la freiduría de la Calle Escobar, junto a una copa de orujo, gozaron de gran fama, como se recoge en un artículo aportado por Manuel Olano, en el que se califican, como “los mejores churros del mundo” “que se consumen a todas horas”.

Virginia y sus roscas de churros, son parte de la cara amable del Bembibre de otra época. Una época mucho más dura pero también más humana, que no debemos olvidar.

Pueden acceder a la sección Carboncillo y Pluma desde el banner situado en la parte central de la página, o desde este enlace.

Fotografía: Virginia, en el centro, rodeada por su familia

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360