La sección Carboncillo y Pluma les ofrece en esta ocasión el retrato artístico y literario de Rafael Hinojosa, elaborado por Luis Miguel Rodríguez Blanco y Nicanor García Ordiz. Rafael unió el nombre de Bembibre al de sus garrapiñadas. Las mejores de España, según publicó la revista Alfoja de Bilbao en 1984. Y eso no pasó desapercibido para los almacenes comerciales más importantes del país, El Corte Inglés, que trató de incluirlas entre sus productos gourmet, aunque finalmente la idea no cuajó. Rafael Hinojosa prefirió seguir produciendo sus garrapiñadas a pequeña escala, como siempre lo había hecho, con mucho cariño y de forma completamente artesanal.

Pueden acceder a la sección Carboncillo y Pluma desde el banner situado en la parte central de la página, o desde este enlace.

 

{module ANUNCIOS GOOGLE PIE}

 

 

Comentarios  

0 #1 Badger 10-11-2015 01:09
Lo recuerdo como si hubiera sido ayer....en la acera frente al estanco de Campano....volt eando sin parar su producto en un bowl de cobre que usaba.....jejej ejejee
0 #2 Tararí que te vi 10-11-2015 02:45
La tradición sigue, y la receta lo mismo ahora es su hijo Pedro quien toma el relevo
0 #3 JB 10-11-2015 10:18
Yo me acuerdo siendo un niño de verlo en los mercados en Astorga en el paso entre la plaza mayor y la plaza santo lides, era normal que cuando alguien iba a Astorga llevara unas garrapiñadas para los niños.
0 #4 JB 10-11-2015 10:25
Quiero decir Plaza de Santocildes.
0 #5 pues... 10-11-2015 12:06
Mi recuerdo es mas en la Avenida del Bierzo frente a donde estaba Foto Cesar. Creo que es ahí donde se pone también su hijo Pedro.
Que no se pierda la tradición familiar. Son un lujo estas garrapiñadas.
Gracias por recordarlo en esta sección
0 #6 tengo tantos recuerdosKiko 10-11-2015 14:23
Recuerdo cuando de pequeño los sábados por la mañana tostábamos avellanas en un fogón de carbón vegetal y la luz entraba a través de las ventanas, suelo viejo de madera y ese maravilloso olor del tostado, entonces mi padre decía: para francisco o Pedro o Rafa, abría el cilindro y recogía el vapor en su mano y lo llevaba a la nariz, con eso le bastaba para determinar el tiempo necesario, que recuerdos.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador