El presidente de la República de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, inició esta mañana la visita programada a Bembibre donde mantuvo un encuentro con las asociaciones de caboverdianos del noroeste español. Una visita con el doble carácter formal e institucional en el Ayuntamiento de Bembibre, donde fue recibido por el alcalde, José Manuel Otero, y una representación del equipo de gobierno.

Los movimientos migratorios en Cabo Verde han provocado una diversificación de la población caboverdiana por muy numerosos países europeos. En España hay una comunidad fuerte y completamente integrada, algo palpable y apreciable en El Bierzo, y en concreto en Bembibre.

Fonseca reconoció que es un país “de muchos emigrantes”, hasta tal punto que, afirmó, “probablemente hay más caboverdianos fuera de Cabo Verde que en Cabo Verde”. Por eso no son de extrañar las numerosas visitas de altos cargos de las islas hermanas, el propio Embajador o, como en este caso, el presidente de la República, para mantener el contacto permanente y reforzar los lazos con las comunidades caboverdianas. Fonseca aseguró que es el más claro ejemplo del apoyo que se les brinda, que “el presidente de la República está aquí con ellos”.

En cualquier caso, Fonseca es conocedor de la situación en Bembibre. De hecho, no es la primera vez que viene, ya estuvo aquí en febrero de 2011, entonces como candidato a la presidencia. En aquel encuentro prometió que volvería cuando fuera presidente. Se han cumplido las dos cosas: es presidente y ha vuelto siendo presidente.

También se centrado en la relación entre las comunidades caboverdianas y las autoridades locales, fijándose en el ejemplo histórico de Bembibre. Unas relaciones que “han estado muy reforzadas siempre”.

En el terreno institucional visitó ayer Madrid donde mantuvo una reunión con la alcaldesa y en la embajada caboverdiana para analizar los lazos de colaboración. Y en concreto el papel de la mujer, en materia de formación profesional, de educación y de intercambio cultural. A tener en cuenta que Cabo Verde, precisó, “es un país con una cultura muy rica”, y precisamente la cultura en sentido amplio, reconoció, “es muy importante para aproximar los pueblos”.

 

La primera invitación al Festival del Botillo

El alcalde de Bembibre, José Manuel Otero, aprovechó la visita del presidente de la República de Cabo Verde para hacerle entrega de una invitación para el próximo Festival Nacional de Exaltación del Botillo. Otero recordó a Fonseca que ya ha contado con la presencia de otros mandatarios caboverdianos, entre ellos el embajador que asistió a la última cita del festival gastronómico.

Asimismo el Ayuntamiento entregó el libro de Manuel Olano sobre la Historia del Festival del Botillo y una edición especial de "El Señor de Bembibre".

También hubo presentes de la delegación caboverdiana a los anfitriones, una guía sobre el archipiélago y un CD de música popular caboverdiana, algo que Otero destacó que es conocido en Bembibre por la influencia de la cultura de Cabo Verde.

 

 

Un minuto de silencio por los atentados de Francia

El acto institucional que tuvo lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento de Bembibre se inició con un minuto de silencio por las víctimas de los atentados terroristas de anoche en Francia. Una situación que no pasaron por alto ni el alcalde, José Manuel Otero, ni el presidente caboverdiano, Jorge Carlos Fonseca. Sobre todo cuando Francia es un país con una de las comunidades caboverdianas más importantes de Europa.

 

 

Noticia relacionada: Un brindis por la visita del líder caboverdiano... con vino de El Bierzo

 

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador