El director general de Transportes de la Junta de Castilla y León, Ignacio Santos, ha mantenido este viernes por la tarde una reunión con los alcaldes de los municipios de Torre del Bierzo, Villagatón-Brañuelas y Magaz de Cepeda (que acordaron el lunes crear un frente común en defensa del ferrocarril) para trasladarles la postura impasible de la Administración Autonómica ante el recorte de un nuevo servicio ferroviario en estas poblaciones. Mientras la Junta anuncia que pondrá un autobús para suplir el servicio de tren en las localidades de paso del ferrocarril (un ferrocarril que dejará de pasar desde el lunes), los alcaldes salen indignados de una reunión que arroja más sombras que luces y no aporta solución alguna a la problemática planteada.

Santos aseguró que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente “va a garantizar la movilidad de los vecinos de mediante la puesta en marcha el día 14 de diciembre de unas nuevas expediciones de transporte público regular de viajeros por autobús que cubrirá los tráficos entre las localidades afectadas por la reestructuración”.

Sin embargo, la realidad es que a falta de dos días no hay nada definido: ni se sabe qué autobús pasará, si se trata de autobús de línea regular o un servicio deiscrecional, ni tan siquiera lugares y horario de parada.

Por esta razón, el alcalde de Torre del Bierzo, Gabriel Folgado, se ha mostrado crítico por la incertidumbre que rodea esta medida: “nos dicen el viernes a última hora que el día 14 ponen autobuses, los plazos del fin de semana hay que tener en cuenta que los ayuntamientos están cerrados y no hay forma de comunicarlo a los vecinos”. Pero es más, añadió el absoluto desconocimiento por cuanto la Junta sólo les ha dicho que habrá autobuses sin dar más información. Folgado teme incluso que el horario perjudique a los vecinos.

La valoración de la plataforma en defensa del ferrocarril es común y el regidor de Torre del Bierzo avanzó que “nos parece un despropósito que la Junta ponga unos autobuses para llegar a Astorga o a León, cuando el tren es el que pasa por los pueblos”, reprochó.

Este sábado habrá una nueva concentración, en esta ocasión en Veguellina de Órbigo en la cual explicarán a los vecinos el resultado de esta reunión con la intención de mantener las protestas.

 

Vaga información que provoca incertidumbre y desconfianza

La dirección general de Transportes no sólo no ha resuelto las dudas a los alcaldes, sino que además temen que estos autobuses sirvan como argumento en el futuro para suprimir todo transporte y conexión. Es decir, Renfe recorta ahora el tren a Madrid que pasa por estos pueblos, a partir del lunes no hará parada, no dan explicación convincente y ponen un servicio de autobús con el consiguiente coste. Pero nadie les ha dicho si es definitivo o provisional, con lo que los ayuntamientos implicados temen que sirva para tomar una ulterior decisión definitiva en función del número de viajeros que lo usen.

Íbamos con expectativas de hablar del tren y van a sustituirlo por autobuses”, lamentó Folgado, quien no concibe esta medida que además implicará un mayor coste por los autobuses.

Y es que el director general de Transporte ha asegurado en una nota de prensa que “lo importante es garantizar la movilidad de las personas que viven en el mundo rural independientemente del medio mediante el cual se consigue, y esto queda garantizado con el nuevo servicio de transporte que se pone en marcha el próximo lunes”, afirmó, a pesar de que nadie sabe cómo será el funcionamiento este mismo lunes.

Detrás de estas medidas la Junta alude a razones económicas para suprimir un servicio público. El director de Transportes Ignacio Santos ha presentado una estadística con el supuesto número de viajeros anuales que subían al tren. Según afirmó aquel, en Torre “es de 7 viajeros al año, en Brañuelas 8 viajeros al año, en Vega de Magaz de 16 viajeros al año y en San Miguel de las Dueñas de 22 viajeros al año”. “Las localidades con mayor número de viajeros son Bembibre y Veguellina con 90 y 163 viajeros año, no superando el ratio de 1 viajero al día”.

Y con esto dice que “se ha primado el interés general relativo a la reducción de 17 minutos en el trayecto a Madrid por parte de los vecinos de Ponferrada y Astorga con cerca de 5.000 viajeros al año”.

 

No son 17 minutos sino 8 para dejar al Bierzo Alto sin tren a Madrid

Bembibre Digital demostró el pasado 30 de noviembre que no son 17 minutos tal y como afirma ahora la dirección general de transportes de la Junta de Castilla y León, sino que son 8 minutos, menos de la mitad de lo que aseguró Ignacio Santos

Aquel mismo día hicimos una simulación de viaje con origen Ponferrada y destino Madrid, por un lado tomando como fecha el 11 de diciembre (último día de parada en las poblaciones afectadas) y un segundo supuesto el día 14 ya con la supresión de paradas intermedias. Y la solución la dio Renfe en su página web: la duración del viaje el día 11 de diciembre sería de 4 horas y 7 minutos; y la duración del viaje el día 14 de diciembre 3 horas y 59 minutos, siempre remarcando con salida Ponferrada y llegada a Madrid.

A la izquierda el tren actual (que sí para en el Bierzo Alto), y a la derecha el tren a partir del 14 de diciembre

No son 17 minutos sino 8 minutos (el error de cálculo es muy elevado ya que la dirección general de Transporte se equivoca en más del doble). Son 8 minutos que es lo que los ayuntamientos afectados han reprochado en todo momento por lo hiriente que resulta este mínimo ahorro de tiempo para justificar la supresión de todas estas paradas en un servicio público.

A la escasa información de la Junta de Castilla y León prometiendo un servicio de autobuses desde el lunes sin explicar en qué lugar y a qué hora harán parada, tampoco ha quedado claro si se refiere a todos los municipios afectados o solamente a los que formaron el frente contra el recorte del ferrocarril. En este sentido, se mantiene la duda sobre qué pasará con Bembibre y San Miguel de las Dueñas. 

Y es que en la nota de prensa Ignacio Santos se ha referido a "las localidades afectadas" y acto seguido habla de asegurar "el derecho a la movilidad de los vecinos de Torre del Bierzo, Magaz de Cepeda, Villagatón y Villarejo de Órbigo, objetivo prioritario para el Gobierno autonómico y expresado por el consejero en la comparecencia de legislatura en las Cortes de Castilla y León", mientras nada se dice del resto de paradas.

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador