Un perro atrapado en el tejado de una nave en el barrio de la estación centró esta mañana el protagonismo cuando un joven que vive en las inmediaciones, Arturo Oliveira, se lanzó literalmente a la piscina que se había formado para rescatar al animal. A pesar del frío y de las bajas temperaturas tanto en el agua como en el ambiente, salió en auxilio del perro, que al avistar la presencia de su rescatar huyó hacia el interior de la nave, completamente inundada.

El joven se introdujo debajo de la estructura inundada y consiguió localizar y sacar al perro que apenas opuso resistencia. Posteriormente tuvo que elevarlo para sortear una valla metálica. Afortunadamente la escasa altura permitió que lo sacara con cierta facilidad.

Una vez salió del agua, Arturo entregó el animal a sus propietario aún tiritando de frío con el agua calada en su ropa. Cruz Roja de Bembibre conoció el caso y dio aviso a una voluntaria para que acudiera en su búsqueda y proporcionarle mantas y ropa.

El joven vive con escasos recursos y acababa de llegar de desayunar del comedor de Cáritas en Bembibre. Una hazaña con la que no buscaba protagonismo alguno (de hecho, hubo escasos testigos) sino simplemente salvar al animal de la situación en la que se encontraba.

 

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

Comentarios  

0 #46 Alex 17-01-2016 16:47
Ole!!! Eres el mejor!!!! Deberían darte trabajo en el ayuntamiento

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador