Son muchos los lugares del Bierzo donde se han dejado notar los efectos de las lluvias, y las carreteras tampoco se han librado. Una de ellas es la carretera que une Bembibre con Noceda, donde el río que lleva el mismo nombre se ha desbordado saliéndose del cauce, lo que ha provocado la inundación de un tramo de carretera debido a su proximidad. Todo ello con el consiguiente riesgo para los conductores.

Una lectora ha hecho llegar las imágenes a Bembibre Digital así como una queja muy concreta a Confederación Hidrográfica del Miño Sil, que durante estos días se ha convertido en objeto de reproches por los afectados debido al estado de conservación de los ríos.

Esta lectora en concreto ha criticado que el órgano gestor de los recursos hídricos “no se quiere hacer cargo ni tomar medidas para solucionarlo”.

En esta tesitura, el Ayuntamiento de Noceda se ha encargado de acondicionar la carretera para que los vecinos puedan pasar.

 

 

{module GOOGLE PIE DISPLAY}

warhol_360