Turismo, agricultura y ganadería, silvicultura, hostelería, comercio y servicios sanitarios son, por este orden, los sectores que más interés despiertan entre  las personas que demandan asesoramiento para montar su propio negocio. El año pasado el Servicio de Iniciativas Emprendedoras atendió a 262 usuarios, 122 mujeres y 140 hombres, y ayudó a crear 70 empresas. Unas cifras que ponen de manifiesto el carácter emprendedor de los bercianos y la importancia de este servicio, que se ha convertido en un referente en la comarca.

Bembibre es la localidad donde se atendió un mayor número de proyectos. En la capital del Bierzo Alto se crearon 14 empresas con el asesoramiento del Consejo Comarcal. Le siguen Cacabelos con 10, Camponaraya con 8, Castropodame con 5, Fabero con 4 y Villafranca del Bierzo con 3. Un dato destacable es que el servicio recibió demandas de asesoramiento desde otros puntos de España para iniciar una actividad en El Bierzo como, por ejemplo, Madrid, Valladolid y León. También hubo una petición de París.

Los usuarios del Servicio de Iniciativas Emprendedoras demandan, sobre todo, información sobre subvenciones. En este caso, el 100% de los posibles emprendedores preguntaron por vías de financiación para poner en marcha su negocio. Se asesoró en la solicitud y tramitación de 7 subvenciones al Miner, 25 a la Diputación de León, 30 al Servicio Público de Empleo y 5 a los programas de ayuda a la contratación.

Por otro lado, la forma jurídica de la empresa y los trámites generales y específicos de la actividad fueron otros asesoramientos requeridos. La bonificación en la cuota de autónomos ha hecho que la mayor parte de los empresarios se decanten por la figura del empresario individual o la comunidad de bienes, seguidas de las sociedades de responsabilidad limitada. El personal técnico guió a 46 personas en la elaboración del plan de empresa.

El Consejo Comarcal ofrece además dos ventajas importantes. Por una parte la tramitación telemática, que permite crear una empresa en un plazo de 48 horas y con un coste que ronda los 100 euros. El año pasado, el servicio dio de alta 5 sociedades limitadas y 23 autónomos. La segunda ventaja es la firma de avales solidarios para personas que no pueden acceder a financiación en las entidades. El año pasado, la institución avaló con esta fórmula a una decena de emprendedores.

El Consejo Comarcal cuenta desde 1997 con este servicio que ha ido evolucionando y ampliando funciones hasta convertirse en el Servicio de Iniciativas Emprendedoras y Empresariales. Es un servicio integral que ofrece información y apoyo desde el desarrollo de una idea hasta la consolidación de empresas. Recibió el reconocimiento de la Unión Europea como servicio innovador durante el desarrollo del programa Equal “Redes por la Igualdad” y de la Fundación Biodiversidad por el programa “Emprende en verde”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador