Los fieles acompañaron la imagen de la Virgen de La Soledad, desde el Santuario del Ecce Homo hasta la iglesia de San Pedro, en un recorrido por la Calle Castilla que fue más rápido de lo habitual, debido a la lluvia. Al finalizar, el sacerdote encendió el Cirio Pascual que representa a Jesús, para transmitir posteriormente esa llama a todos los devotos.

 

FOTOS: Bego Rodríguez

warhol_360