De izda a dcha: Alonso, Toño, Santos y Ferrer durante el actoEl Partido de El Bierzo celebró anoche en el restaurante Molino del Real de San Román de Bembibre el XXIV Botillo de Oro con dos protagonistas: el invitado de honor, Toño Tejerina, a quien la formación bercianista concedió este reconocimiento con la entrega del Botillo de Oro; y Julián García Ferrer, representante de la formación en el Bierzo Alto y ex concejal en la capital del Bierzo Alto.

Tejerina no dudó un solo instante en mostrar a los asistentes su característico sentido del humor, como el que le ha servido para conseguir un hueco importante no sólo en el equipo de guionistas del programa El Hormiguero de Cuatro sino como monologuista y humorista. Agració a los asistentes con unas breves palabras pero directas, levantando la sonrisa de quienes asistieron: “este año han buscado a alguien más reposado como yo: el año pasado fue el atleta Sergio Gallardo pero se fue corriendo sin pagar”, ingenió en un momento de su disertación.

El invitado de honor despertó el interés de los asistentes, para hacerse una foto con Toño o simplemente conseguir un autógrafo o unas palabras.

Fue en el marco de un acto en que la política quedó a un lado. Los dirigentes bercianistas, Iván Alonso y Daniel Santos prefirieron dejar de lado las clásicas reivindicaciones, que en estas fechas cobran más sentido con los últimos acontecimientos (línea de Alta Velocidad y Ley de la Comarca). Aunque no faltaron alusiones, como la que expresó Santos, que reiteró la necesidad de conectar el centro con Galicia y parada en Ponferrada, algo que conseguiría acortar distancias como en el caso del invitado, expresó el presidente del PB. Una fiesta que también tenía una clara vocación reivindicativa: reclamar la atención de las diferentes administraciones para que se impliquen con el Festival Nacional de Exaltación del Botillo.

Por su parte, Julián García Ferrer recibió la primera insignia de Oro del Partido del Bierzo. Son 11 años de militancia y de carrera política al servicio de Bembibre. Andaluz de nacimiento, Ferrer se identificó como un berciano más que lucha por los intereses de la comarca en un homenaje que compartió con numerosos simpatizantes y amigos que también acudieron para celebrar este reconocimiento al político bembibrense.

La fiesta estuvo amenizada por la banda de gaitas de Bembibre, que en las últimas fechas está cobrando un papel importante y destacado en numerosos actos festivos e institucionales del Bierzo Alto. Entre los invitados estuvieron presentes miembros del equipo de gobierno y oposición de Bembibre así como el alcalde de Ponferrada, Carlos López Riesco con otros miembros del ejecutivo local, y el ex alcalde de la ciudad Ismael Álvarez.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador