La lluvia y el mal tiempo hizo mella en la marcha solidaria de Manos Unidas, que este año contó con una participación sensiblemente inferior a la de pasadas ediciones. La marcha se inició en la Plaza Mayor, y después de un pequeño recorrido por Bembibre tomó rumbo en dirección a la localidad de Villaverde de los Cestos, donde se celebró la misa antes de degustar una exquisita paella solidaria.

La marcha solidaria tiene por objeto recaudar fondos para los proyectos que se han asignado a la Diócesis de Astorga. Quienes deseen hacerse socios de Manos Unidas, pueden llamar al teléfono 902 400 707, o bien a través de la web www.manosunidas.org

FOTOS: Bego Rodríguez

warhol_360