Los sindicatos de Banco Ceiss (antigua Caja España) han convocado una huelga que comenzará el próximo 30 de mayo en todas las sucursales de la entidad por la situación de incertidumbre ante el cierre de oficinas y el recorte de 1.030 trabajadores. La convocatoria de huelga es indefinida pero se plantea un periodo hasta el 10 de junio con el objetivo de buscar acuerdos con la dirección de la empresa.

Empresa y sindicatos celebraron la quinta reunión este viernes, con vistas a volver a encontrarse el próximo 17 de mayo, aunque la parta social lamentó que “no vemos voluntad de la empresa para acordar unas medidas que se ajusten a nuestras justas pretensiones”.

La próxima reunión es clave por cuanto a partir del 20 de mayo sin acuerdo la empresa tiene libertar para comenzar a despedir “en las condiciones que considere, respetando los mínimos de la reforma laboral”.

Hasta el momento la empresa ha accedido a rebajar a 1.030 el número de despidos en lugar de los 1.120 que planteó inicialmente. Sin embargo, los sindicatos quieren que el número baje hasta los 900 y que en las prejubilaciones se incluya a quienes cumplan este año 55 años en lugar de los 56 que propuso Banco Ceiss.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador