La primera ola de calor de este verano ha tardado en llegar, pero ha llegado. Este domingo el mercurio ha comenzado a subir hasta alcanzar temperaturas por encima de 34 grados, y seguirán subiendo el lunes hasta los 37. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado la alerta amarilla por en previsión de la ola de calor que sacudirá el país durante estos días.

Predomina en la Península la situación de estabilidad atmosférica con aire muy seco en zonas de interior, lo que unido a las largas horas de insolación, propias de estas fechas, dan lugar a que las temperaturas diurnas alcancen valores que superarán los umbrales del aviso amarillo en la comarca. Todo ello estará unido a unas temperaturas mínimas muy altas de unos 19 grados, lo que propiciará que el calor se contenga aumentando la sensación de calor, con más motivo durante la noche.

Aunque en el Bierzo el nivel de aviso es amarillo en algunos puntos del resto del país se activará incluso el nivel de alerta naranja por encima de los 40 grados.

A partir del martes 19 se comenzará a sentir por el noroeste de la Península una entrada de aire atlántico y el aumento de la inestabilidad atmosférica que el miércoles 20 probablemente se extienda al resto del tercio occidental peninsular, contribuyendo a la suavización de las temperaturas en la zona norte (elevándose en el este).

De hecho, el mismo miércoles se esperan temperaturas que, aun siendo altas, se moverán entre los 18 y 31 grados, y por debajo de los 30 el jueves.

Con esta situación y en previsión de una jornada, al menos, sofocante, no está demás prevenir los efectos de la ola de calor en el cuerpo, y en concreto las recomendaciones son evitar ejercicios bruscos en las horas de más calor, resguardarse y, sobre todo, hidratarse convenientemente.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador