Podemos parte del estatuto de Autonomía de Castilla y León, para recordar que en él se recoge el derecho de todas las personas a la protección integral de su salud, dejando claro que corresponde a los poderes públicos de la administración el velar por este derecho. Para a continuación aportar una serie de cifras procedentes del propio Sacyl, que ilustran de forma contundente el deterioro continuado que está sufriendo la sanidad pública en el Bierzo durante los últimos años.

Tanto el número de personas en lista de espera como el tiempo de espera se han duplicado con creces en estos cinco últimos años.

Desde el año 2011, en datos que proporciona el SACYL, las listas de espera quirúrgicas en el Hospital del Bierzo, no hacen más que incrementarse. Si en Junio de 2011 había un total de 1.798 personas en lista de espera quirúrgica, en junio de 2016 hay 3.972. Si la espera media en el año 2011 era de 68 días, en junio de 2016, se dispara hasta 162 días.

Para Podemos está claro que las listas de espera no se reducen debido a la escasa inversión en recursos humanos y las continuas y sistemáticas reducciones de plantilla. “El Hospital del Bierzo en 2015 contaba con 381 camas en funcionamiento, con un índice de ocupación de los más bajos en centros hospitalarios de la Comunidad, siendo León la provincia con valores más bajos en cuanto a personal sanitario”.

En el ámbito del personal sanitario, Podemos destaca que desde el año 2011, en datos del propio Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, hasta la fecha, han desaparecido 548 puestos de trabajo sanitarios referidos a los diferentes niveles existentes en el SACYL, con el consiguiente incremento de esfuerzo exigido a los trabajadores, mermando la calidad de la sanidad pública y restringiendo el acceso a la salud a amplios sectores de la población.

Podemos se pregunta ¿Qué ha pasado, entonces, con las partidas presupuestarias que se dedican año a año a paliar las listas de espera? ¿Dónde han ido los 11 millones de € propuestados en el año 2013? Y ofrece la siguiente explicación.

“Habitualmente, año tras año, se ha recurrido a la sanidad privada para hacer frente a este problema poniendo a los pacientes ante el dilema de operarse rápidamente en este sector con financiación pública, o bien esperar largos períodos de tiempo para ser atendidos en los hospitales públicos. No puede ser que el recurso para abordar este problema de planificación y gestión en sistema público sanitario sea fomentar el sector privado. El incremento del desvío de fondos públicos hacia la sanidad privada. Mientras desciende la inversión en sanidad pública, son cada vez mayores los presupuestos públicos destinados a la privada mediante conciertos y convenios”.

“Inexplicablemente, cada pocos meses el SACYL, nos obsequia con nuevos cierres de camas en los hospitales públicos. En concreto, en el Hospital de El Bierzo se han cerrado nuevamente 36 camas, contradictorio con el aumento de las listas de espera quirúrgicas”.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador