Cinco barrios y cinco ambientes diferentes, siempre asegurando la diversión y el espectáculo. Un año más, el pueblo de Rodanillo apostó por su peculiar ronda de bodegas donde los vecinos se meten en el papel que les toca interpretar en un recorrido por el pueblo donde nada es lo que parece ser. Desde marcianos, jugadores de rugby, una tribu indígena o un sinfín de personajes del mar con el Titanic a la deriva.

En la primera bodega los asistentes se encontraron a un puñado de vecinos celebrando el día del orgullo gay. Entre el colorido y la ambientación musical del barrio, comenzó un recorrido para transportar a los asistentes al espacio con los astronautas de la Nasa investigando una peculiar vida exterior en el barrio de arriba de Rodanillo.

En ‘Triana’ un partido de Rugby enfrentó a los vecinos más 'cachas' de Rodanillo con una peculiar tribu indígena que no estaba dispuesta a hacer ninguna concesión. Acto seguido los asistentes se adentrarían en un mundo mágico de color entre divertidos payasos que recorrían los lugares de la penúltima bodega.

La última cita, como siempre en la Era, donde los vecinos del entorno tenían preparada una sorpresa: el mundo del mar. Desde Poseidón con su tridente, hasta un barco con bandera berciana tomado por los piratas, el Titanic a la deriva, varios personajes de dibujos, con la presentación de la mismísima Pamela Anderson.

Un mundo de diversión en que los vecinos de Rodanillo son los auténticos protagonistas que enaltece esta ronda de bodegas tan peculiar y diferente. Siempre con el buen humor por delante, a pesar del trabajo que lleva ofrecer un espectáculo como éste, en una ronda que año tras año consigue acercar a numerosas personas que hace que las calles del pueblo se quedan pequeñas para acoger a tal cantidad de público.

 

 Más fotografías de la ronda de bodegas de Rodanillo

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador