Los juzgados ponferradinos condenaron en instancia a TatoEl vocal del MASS en la Junta Vecinal de Arlanza, Miguel Ángel Tato, ha sido condenado por un delito de faltas y lesiones por agresión al alcalde pedáneo de la localidad, Julián García Díez, durante el transcurso de una sesión ordinaria del año 2008. Según la sentencia de la Audiencia Provincial, que ratifica el fallo en instancia del Juzgado de Instrucción Número 4 de Ponferrada, ha quedado probado que Tato se abalanzó hacia el presidente Vecinal tras una discusión lo que provocó que ambos cayeran al suelo. El Magistrado también ratifica la absolución de Julián García, a quien Tato había demandado por supuestas agresiones.

Los hechos se remontan al 3 de julio de 2008. Según la relación de hechos probados en la sentencia, “cuando se encontraban en el punto de ruegos y preguntas, Miguel le hacía preguntas a Julián sobre cuestiones que no estaban en el orden del día, y éste le respondía que se daba por enterado, profiriéndose insultos mutuamente. Entonces, Miguel Ángel se abalanzó hacia Julián cayendo al suelo. Como consecuencia de ello, resultaron con lesiones ambos”.

Por estos hechos, tanto el alcalde pedáneo como el vocal del MASS habían actuado en calidad de denunciante-denunciado, aunque fue Tato quien había hecho públicos los hechos cuando tuvieron lugar, explicando en los medios su punto de vista responsabilizando de los mismos al presidente vecinal por supuestas amenazas personales y familiares y agresión directa. El portavoz del MASS en Bembibre, Bernardo González, había pedido incluso la intervención del alcalde, Jesús Esteban, por una relación de hechos supuestamente desencadenados a raíz de aquella sesión de la Junta Vecinal.

Primero, el Juzgado de Instrucción de Ponferrada responsabilizó de los hechos a Miguel Ángel Tato, que recurriría posteriormente en vía de recurso de apelación ante la Audiencia Provincial. En esta segunda instancia, el Tribunal leonés se reafirmaría en el fallo previo, ratificando la condena de Miguel Ángel Tato a un mes de multa a razón de una cuota diaria de 5 euros y, en caso de impago, a un día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas; así como indemnización en concepto de responsabilidad civil a Julián García Díez por importe de 226,08 euros y las costas del proceso judicial. En la sentencia se absuelve, igualmente, al alcalde pedáneo de Arlanza, a quien Tato también había denunciado.

Comentarios  

0 #1 anabel 05-02-2012 18:51
era ora que ledieran su merecido
0 #2 sara 05-02-2012 18:54
esta familia los tatos no se lleban con nadie del pueblo

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador