La plataforma change.org ha servido para canalizar una nueva petición al Ayuntamiento de Bembibre en la que se solicita la creación de una zona de esparcimiento canino. Una petición que tiene su razón de ser no sólo en la ausencia de zonas de este tipo para que los perros puedan disfrutar libremente de un espacio pensado para ellos, sino también por la imposibilidad de acceso a las zonas verdes existentes, en las que “ni están permitidos los perros, ni llevarlos sueltos, con la correspondiente multa si la Policía Local te ve infringiendo la norma”.

Los propietarios de los canesse encuentran en una situación cuanto menos compleja. Incluso, en algunos casos –justifica la petición- “nos vemos obligados a acudir a zonas prohibidas para poder disfrutar de nuestros perros”.

Cada vez un mayor número de ciudades está apostando por la creación de zonas específicas para los perros, que son perfectamente compatibles con las zonas verdes generales y en las que los animales no tienen cabida. Entre otros, el creador de la petición, Javier Villarroel, expone casos de A Coruña, “donde hay parques con mobiliario urbano específico para perros”, o Logroño, que además incluye “un horario y lugares donde el perro puede ir suelto”, o incluso en Barcelona con una ordenanza específica más amplia.

En el caso de Bembibre, pide la creación de unas áreas específicas para perros, unas zonas de esparcimiento canino, así como una serie de pautas de comportamiento “para la mejor convivencia en estos espacios, enfocadas a reducir los posibles conflictos”.

La petición fue lanzada hace escasos cuatro días en la plataforma Change.org y por el momento cuenta con 224 firmantes con las miradas puestas en conseguir por lo menos 500 firmas para hacérselas llegar al alcalde de Bembibre.

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos

 

eldespertador