Francisco Javier de Colinas Blanco (1847)Bembibre (León), 3.XII.1792 - 18.VII.1848. Aristócrata, militar y político liberal.

Su padre es Antonio Luis de Colinas Ramos de Santomé. Caballero descendiente de una de las familias más insignes de la nobleza de Bembibre, oficial del Regimiento Provincial de León, administrador del territorio de Valdueza (León) -perteneciente al marquesado de Villafranca del Bierzo- y político liberal. Sus abuelos paternos fueron Antonio de Colinas López Carvajal y de María Catalina Ramos de Santomé; naturales respectivamente de Bembibre y Villafranca del Bierzo. Su madre es Mª Concepción Blanco Criado, natural de Ponferrada (León). Y los abuelos maternos fueron Antonio Bartolomé Blanco Guerrero -administrador general de la Real Renta de la provincia de León y del partido de Ponferrada y teniente de alcaide de la fortaleza de esta última localidad- y Francisca Criado Benayas.

Inmersa la Península en la Guerra de la Independencia (1808-1814), el 3 de agosto de 1809 solicita plaza de cadete en el Regimiento de Barbastro, tomando parte activa en varias campañas militares contra los efectivos napoleónicos hasta que fue hecho prisionero el 22 de enero de 1811 en el sitio de Olivenza (Badajoz), logrando fugarse para volver a la lucha armada. Colinas se integra entonces en la división del general Francisco Ballesteros, que concurre el 16 de mayo de ese año a la batalla de Albuera (Badajoz), en la que es derrotado el mariscal francés Soult. Una victoria que le valió a él y al resto de los combatientes ser declarado por las Cortes “Benemérito a la Patria”.

El 14 de abril de 1815, ya finalizada la contienda, embarca en el puerto de Cádiz con la división del brigadier Fernando Millares y Mancebo para combatir el levantamiento independentista de Nueva España (México). Al año siguiente, el 15 de marzo, Francisco es ascendido a capitán del Regimiento de Órdenes Militares, poniéndose al frente de la “quinta compañía del segundo Batallón”. Las fuentes consultadas nos dan cuenta de que el 11 de junio de 1817 forma parte de la expedición enviada a Huasteca, al norte de Veracruz, para detener el avance de las fuerzas insurgentes de Francisco Javier Mina Larrea, al que vencen y capturan el 27 de octubre. Colinas contrajo matrimonio ese mismo año con la joven mejicana Mª Balbanera  Navajas San Juan y Barroeta, hija del noble Ángel Navajas Adalid y de Mª Carmen San Juan Barroeta y Moya, con quien no tuvo descendencia.

Una nueva misión junto al coronel “Márquez” le llevará en 1821 a socorrer el castillo y puerto de Acapulco, donde por su heroica actuación fue ascendido a teniente coronel. El 22 de agosto consigue también la Cruz de Borgoña por “su integridad acreditada”. Cuando la emancipación de la colonia fue un hecho, en septiembre de ese año se traslada a La Habana (Cuba), desde donde parte para España el 30 de agosto, desembarcando en Cádiz el 21 de noviembre de 1822.

Ya en su villa natal, con licencia ilimitada en espera de destino, en 1823 es agregado al Batallón Provincial de Villafranca del Bierzo. Tiempo después se casa en segundas nupcias con Ana López Carvajal, hija de Bernardo López Carvajal y Mª Gertrudis López Ibarreta. Enlace que tuvo que ser autorizado por la curia diocesana  dado que ambos eran primos, celebrándose los esponsales el 10 de diciembre de 1825. Prosiguiendo con su carrera militar, sabemos que el 15 de septiembre de ese mismo año aspira a la revalidación del grado de teniente coronel y que, tras el estallido de la Primera Guerra Carlista (1833-1840), y más concretamente el 28 de diciembre de 1834, se encuentra luchando con el “Ejército de Operaciones del Norte”.

En otro orden de cosas, añadir por último que Colinas desempeñó el cargo de alcalde constitucional de Bembibre en los periodos: 1838-1839 y 1842-1843. Su muerte se produce el 18 de julio de 1848, mientras que la de Ana acaeció el 5 de noviembre de 1856, quedando un único hijo, Gaspar.


 Recreación napoleónica - San Pedro Castañero

 

BIBL.: M. I. OLANO PASTOR, “La Guerra de la Independencia en Bembibre: la huella de sir Jonh Moore y el vandalismo del ejército francés”, en Revista de la Asociación Cultural Tramaceiro de Villaverde de los Cestos, 1991, págs. 14-27. M. I. OLANO PASTOR, Memoria Histórica del Festival Nacional de Exaltación del Botillo de Bembibre. León, Ayuntamiento de Bembibre, 2006.

FUENTES: Archivo General Militar de Segovia, 1º Sección, Francisco Javier de Colinas Blanco, Leg. C-3.011.


 

  M. I. OLANO PASTOR

 

 

 

Ajedrez - Encuentra la mejor jugada

Sudoku para todos