Hace ya bastantes años cuando yo era estudiante de secundaria se nos enseñaba (aún tengo el libro);que uno de los modos de orientarse era utilizando un reloj analógico; es decir de estos de toda la vida que con la aguja corta señalan las horas y con la larga los minutos

Por otra parte y como es de dominio público la parte por la que sale el Sol, es el Oriente (Este), y por donde se pone el Poniente (Oeste). Si nos situamos en el campo de modo que nuestro hombro derecho apunte al Este el izquierdo lo hará al Oeste y en Norte nos quedará de frente y hacia la espalda el Sur.

Esto es básicamente lo que ya creo que me enseñaban en la escuela de mi pueblo; pero hay bastantes puntos que matizar en todo esto. En primer lugar hay que señalar que en ningún punto de La Tierra sale el Sol exactamente por el Este y se pone exactamente por el Oeste; por ello es mas apropiado hablar de Naciente (en vez de Este) y Poniente (en vez de Oeste). No obstante la dirección Norte – Sur, si es una línea perfectamente definida. El hecho de que el Sol salga y se oculte por una zona amplia y no por dos puntos concretos, es algo que cualquier persona observadora sabe y es lo que justamente se refleja en parques solares didácticos y en algunos relojes de sol. Pero ahora vamos con el asunto de la orientación con la ayuda del reloj.

ANGULO PARTIDO EN DOS

A diferencia de cuando yo era estudiante hoy tenemos a mano una ingente cantidad de información esencialmente a través de la Red. Así he localizado una página en la que Victor J. Pascual en un video (You Tube) explica como hacerlo. Coincide con lo que ponía en mis libros de estudiante. Hay que apuntar la aguja de las horas del reloj hacia el Sol, con lo cual hay una línea que sale del centro de la esfera del reloj y pasando a lo largo de la aguja y siguiendo su orientación se dirige al Sol. Ahora bien imaginemos otra línea que partiendo del centro del reloj pasa por las 12. Ambas forman un ángulo, cuyo vértice (el pico) se halla en el centro del reloj. Una línea que divida en dos partes iguales a ese ángulo señala la dirección Norte -Sur .No obstante si alguien hace la prueba pronto comprobará que esto es sólo una primera aproximación.

Desde hace unos 25 años me he estado ocupando de estudiar con extremo cuidado como discurre el Sol por el firmamento de un lugar dado y a resultas de ello creo que estoy en condiciones de hacer una análisis riguroso de la exactitud de este modo de averiguar donde se halla el Norte y en consecuencia el resto de los puntos Cardinales.

El análisis lo he realizado a partir de una serie de gráficos y tambien de fórmulas matemáticas (trigonometría esférica) que sirven para determinar en cualquier instante cual ha de ser la posición del Sol en el firmamento de un lugar dado, con una gran precisión. Me ha sido de gran utilidad en esta labor, un programa de cálculo que hace ya unos 25 años un buen amigo mío (que aún conservo); Rogelio Cerdeira Crespo, Ingeniero T. de Minas y compañero de trabajo realizó a partir de unas fórmulas matemáticas que yo le facilité y que son perfectamente conocidas por Ingenieros Navales o Aeronáuticos por ejemplo ya que resultan muy útiles para la navegación.

El autor de la célebre obra literaria “El Lazarillo de Tormes” decía que “el mozo de un ciego en un punto ha de saber mas que el Diablo” y yo añado que el buen investigador ha de seguir esta filosofía; así pues tuve la ocurrencia de elegir una de esos gráficos (diseñados con criterios matemáticos) y analizar este asunto. No sólo eso (al medir sobre planos siempre se puede cometer algún error) estudiar el asunto en base a rigurosos análisis matemáticos. Esto es lo que observé.

LATITUD Y LONGITUD DEL BIERZO

La latitud de 42,5º N y 6,5º al Oeste de Greenwich puede ser representativa a nuestros efectos de cualquier punto del Bierzo y esta es la posición que tomaré como referencia ya que es por lo general la que siempre he considerado como referencia para los estudios que yo he realizado. Pues bien veamos que tenemos aquí.

Antes conviene tener en cuenta algo muy importante y es que el ángulo que se forma en la esfera del reloj analógico al trazar dos líneas que parten del centro (donde están insertadas las agujas) en realidad son dos. Si son las 9 de la mañana por ejemplo el ángulo será de 90º pero también de 360º-90º es decir de 270º. Al trazar una línea que divide en dos iguales al ángulo de 90º también dividimos entre dos al de 270º y esto nos sucede con cualquier otro ángulo. Hay un caso particular que es el de las 6 de la tarde en el que los dos ángulos formados en la esfera serán de 180º.

En el solsticio de verano y si consideramos sólo aquellas horas en las que el Sol está a mas de 10º de altura (en zonas montañosas a menudo lo mas normal es que a alturas menores de 10º ya no se vea el Sol) el número de horas que tenemos son las comprendidas entre las 8 de la mañana (unos 10 minutos antes) y las 9 de la tarde. Horario de verano.En el solsticio de invierno entre las 10 de la mañana (en realidad un cuarto de hora mas tarde aproximadamente) y las 4 y media de la tarde aproximadamente. Horario oficial de invierno En el resto del año tendremos lógicamente las situaciones intermedias. Asi en los equinoccios el intervalo va desde las 8 y media (aproximadamente9 a las 6 y media de la tarde (también aproximadamente); según el horario de invierno.

Yo puedo conocer con gran exactitud en que dirección se halla el Sol a la 8 de la mañana y lógicamente es evidente que las 8 de la mañana y las 12 forman un ángulo de 120º (cada hora son 30º en la esfera de un reloj analógico de pulsera). Luego si apuntamos la aguja pequeña hacia el Sol y le sumamos 60º (la mitad de 120º);esta dirección nos da aproximadamente el Sur.

Es sólo una aproximación. En ciertas fechas y horas la aproximación es mayor y otras menor y si consideramos los que ocurre en otras partes del Mundo (es aquí donde el programa de mi amigo Rogelio Cerdeira hace “milagros”); entiendo que ocurre mas de lo mismo.

Si consideramos cual es a lo largo del año el movimiento del Sol por el firmamento es fácil entender que este modo de buscar la orientación N-S; es correcto y aproximado a la vez.Es importante tener en cuenta lo de aproximado. No obstante hay muchos otros modos de saber la dirección N-S, con mucha mas precisión. Personalmente y tras pasarme toda la vida acompañado de planos y mapas el método que prefiero consiste en ver sobre un papel el terreno en tres dimensiones. En todos los planos se señala con nitidez el Norte. Los planos que llevan curvas de nivel permiten esto, (ver el terreno en tres dimensiones);si bien se requiere un cierto grado de entrenamiento para que aunque el papel no tiene nada mas que dos dimensiones el cerebro de quien lo observa vea tres; es decir los valles, los montes, las laderas, las zonas llanas,….y en todos los casos apreciando además (por estimación) el grado de las pendientes. Un técnico acostumbrado a manejar mapas topográficos al mirar el mapa es como si mirase una maqueta del terreno.

Rogelio Meléndez Tercero

 

 

Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es