Durante la II República Española, se estudiaba en las escuelas de los pueblos una enciclopedia denominada de Grado Medio cuyo autor es D. José Dalmau Carles. Era un libro que de acuerdo con su nombre contenía diversas asignaturas, desde Lenga Castellana, hasta Moral Cívica, pasando por Aritmética, Historia de España, Historia Natural, Agricultura, Industria ;Comercio,…

En la asignatura de Geografía (pag. 277) habla aunque de modo muy puntual (como debe ser en este libro) de los llamados fuegos fatuos. Dice de ellos que son exhalaciones luminosas que se suelen ver en los cementerios y lugares pantanosos, producidas por un gas que se produce en la descomposición de materias orgánicas. Cualquier fenómeno luminoso que tenga lugar en un cementerio es en principio algo curioso o llamativo y por ello decidí buscar mas datos sobre este fenómeno.

Hoy en día la Red es una gigantesca biblioteca siempre al alcance y tras analizar varios artículos publicados en la misma esto es lo que juzgo indicar para explicar de modo sencillo en que consiste este fenómeno. En la Wikipedia se dice por ejemplo que se trata de la inflamación de ciertas materias (fósforo y metano principalmente) que surgen de materia orgánica en descomposición (el cadáver de una persona puede ser) y que se ven arder en el aire a poca distancia de suelo (en el caso de los cementerios) o del agua en el caso de zonas pantanosas. Añaden que se trata de luces pálidas y que en torno a este fenómeno hay (comprensiblemente apunto yo) muchas leyendas.

Al parecer ya en el siglo XVIII, se intento hallar una explicación científica a este fenómeno que sin duda durante siglos sirvió para alimentar mitos y leyendas que aún subsisten.
Hoy día se acepta en general que se trata de una reacción química en la que el oxigeno se combina con fósforo, carbono e hidrógeno, es decir algo similar a lo que ocurre cuando vemos arder una llama de un fuego cualquiera. El fuego básicamente es el resultado de la combinación de oxígeno (del aire) con carbono u otros elementos y realizada de forma rápida lo que da lugar a la aparición de luz y calor.es lo que llamamos habitualmente la llama. La combinación de oxigeno con otro elemento (carbono por ejemplo) se llama oxidación.

No obstante, en el caso de los fuegos fatuos, se trataría de llamas un tanto especiales; según estudios recientes (año 2000). Se trata en este caso de llamas frías es decir llamas que dan luz pero no tanto calor como las normales. Podría decirse que son llamas que no queman. Su temperatura es inferior a los 400ºC. Digamos pues que los fuegos fatuos son unas llamas de fuego pero mucho más frías que las normales.

Antiguamente y dadas las creencias de nuestra cultura es muy posible que se pensase que estas llamas frías eran las almas de los difuntos, pero obviamente no es esta la opinión de La Ciencia. Otra cuestión es que uno de los elementos químicos que sirva para producir ese fenómeno (el fosforo o el carbono por ejemplo) proceda de los cadáveres de personas en muchos casos.

La imagen que adjunto es una representación artística de lo que podría ser un fuego fatuo. Esta tomada de la Red.(Wikipedia).

Rogelio Meléndez Tercero

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.