Para los bercianos la minería por antonomasia es la del carbón, pero esta no es la única minería. En El Bierzo tanto en tiempos recientes como en los pasados hubo muchas otras minas (hierro, oro, wolframio, plomo…). Si ampliamos el campo de observación lógicamente el número de datos sobre minería se incrementa mucho más. Como simple ejemplo, basta con mirar alguna de las memorias de los mapas geológicos de diversas zonas de la provincia de León.

No obstante para el presente y breve artículo tomaré como base una memoria elaborada por la Asociación Mineralógica “Aragonito Azul” de Bembibre y que se realizó para servir de guía a una excursión que el domingo 12 de mayo de 2019 se realizó a la zona de Puebla de Lillo. El objetivo de la misma era visitar el entorno de dos mimas (hoy abandonadas) que existen en la zona y de las que haré una muy breve reseña. La Asociación Mineralógica “Aragonito Azul”, (con sede en Bembibre), desde hace más de 10 años viene desarrollando una intensa actividad de divulgación de la geología en general y de la mineralogía en particular. No es la primera vez que organiza excursiones para visitar minas, que son muy poco conocidas para el público en general. En la fecha del 12 de mayo del año en curso; se trataba de visitar las denominadas Mina Escarlati y Mina San Andrés. Tanto en un caso como en el otro se trata de explotaciones un tanto singulares, para los que estamos habituados a las minas de carbón, que somos sin duda la gran mayoría. En la memoria elaborada por “Aragonito Azul” hay una gran cantidad de datos de los cuales señalaré ahora los más importantes o destacables desde mi punto de vista, para un artículo de divulgación elemental.

MINA ESCARLATI

La Mina Escarlati se halla en el Puerto de Las Señales. Se explotó entre los años 1969 y 1972 , con la finalidad de extraer cinabrio un mineral que entre otras utilidades se usaba para obtener mercurio. No obstante, el cinabrio se utilizó también para elaborar pinturas (color rojo). Pese a tantos años de abandono aún se conservan numerosas labores de interior, algo que puede sorprender a quienes recordamos como en las minas de carbón a menudo las labores abandonadas se “cegaban” con rapidez. La geología de la mina Escarlati es muy diferente a la de las minas de carbón. Las rocas que hallamos en el entorno de esta mina son calizas de color blanco.

El mercurio durante siglos debió ser un producto al que se le hallaron muchas aplicaciones. En los años 60 del pasado siglo aún se leía en los libros de texto de la época que las minas de mercurio de Almadén eran las más importantes el Mundo y constituían una gran fuente de riqueza para España,…… hoy sin embargo el mercurio es considerado sinónimo de toxicidad . Fue en los años 70 cuando quizá por ello su precio cayó bruscamente y provocó el abandono de la Mina Escarlati y otras muchas entre ellas las que durante siglos fueron minas emblemáticas: las de Almadén.

Escarlati, no fue la única mina de cinabrio que en los años 60 del siglo pasado estuvo activa en la zona. Muy cerca se hallaba otra denominada Riosol.

MINA SAN ANTONIO

La Mina San Antonio se dedicaba a la extracción de talco un mineral blando de color blanco o blanquecino, en general aunque presenta diversas tonalidades. La mina inició su actividad en los años 20 del pasado siglo XX y cesó en su actividad en el año 1992. Como en el caso de la Mina Escarlati, buena parte de sus labores se conservan en un estado aceptable. A unos 4,5 Km. al Oeste de esta mina se hallaba la conocida como Mina Respina (también de talco) que permaneció activa hasta el año 2010. La zona del entorno de puebla de Lillo alberga uno de los mayores yacimientos de talco del mundo. Por razones que ignoro actualmente y lamentablemente no se realiza explotación alguna de ese yacimiento. El talco y al contrario que el mercurio no es un producto tóxico y tiene múltiples aplicaciones.

La visita a esas dos minas hoy abandonadas fue una buena excusa para realizar un breve apunte de gran interés para todas aquellas personas que tengan interés por conocer la minería de la provincia de León, que ha sido mucho mas que el carbón que nos resulta tan familiar. En cualquier caso aprovecho la ocasión para indicar y advertir de la peligrosidad de visitar “por libre” antiguas minas. Hay que hacerlo guiados por personal experto que conozca muy bien las minas objeto de visita y sus peligros.

La Asociación Mineralógica “Aragonito Azul”; siempre cuenta con personal especializado y capacitado para realizar este tipo de excursiones, que sirven tanto para el sano ejercicio físico, como para la sana actividad intelectual. La imagen adjunta a este archivo es la portada de la memoria elaborada por “Aragonito Azul” y referida en el presente artículo.

Rogelio Meléndez Tercero

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.