La Ribera de Folgoso celebró un año más el Festival del Botillo, que ya cumple dieciocho ediciones, a través de las cuales ha llegado a convertirse por méritos propios en uno de los más destacados de la zona, tanto por la organización en sí como por el nivel de sus mantenedores.

Este año el festival ha contado con una mantenedora muy especial, la presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer en el Bierzo, Concepción Blanco. Concepción dedicó un pequeño instante a recordar su infancia en Benuza, cuando el botillo se comía solo en los días más importantes y era símbolo de felicidad y alegría, para pasar rápidamente a hablar de la Asociación que preside, destacando que cuenta con 22 voluntarios en el Hospital del Bierzo, y tratar de concienciar a los presentes y a la población en general de lo importante que resulta la prevención para combatir esta enfermedad. “Ha crecido el número de personas afectadas por cáncer, pero también el índice de curación”. Concecpión quiso hacer hincapié en las campañas de prevención de la Junta de Castilla y León, para que se acuda a ellas cuando uno sea citado.

Este año el festival tenía un trasfondo solidario, destinando dos euros de cada entrada a la Asociación Española Contra el Cáncer. El alcalde Tomás Vega Moralejo y al teniente de alcalde Raúl Fernández Fernández, le hicieron entrega de los 300 euros recaudados a Concepción Blanco, que lo agradeció en nombre de la Asociación.

Después de la cena, a la que acudió también el presidente del Consejo Comarcal Gerardo Álvarez Courel, con vínculos familiares en la localidad, y el atleta Miguel Martínez Basurco, llegó el momento del baile con orquesta, que se prolongó hasta altas horas de la madrugada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.