El Belén Viviente de Matachana vuelve a protagonizar las fechas navideñas en toda la comarca. Se trata de la representación que organiza por séptimo año consecutivo la asociación San Roque en el que los vecinos se convierten en los auténticos protagonistas dando vida a los diferentes personajes.

La Virgen María, San José, los Reyes Magos, y este año como novedad, hasta el mismísimo Dios. El ángel Gabriel, que en esta ocasión tuvo un papel más protagonista, la madre de la Virgen, romanos, pastores, y vecinos de Belén… siempre con altas dosis de humor ya característica y con la naturalidad de este grupo de teatro que da todo de sí para que la representación sea un éxito.

Durante los últimos años ha habido novedades en guion, personajes y escenas. En esta ocasión el formato ha sido diferente, con un guion completamente renovado que rompe con lo anterior sin renunciar a los pildorazos humorísticos para entretener al público.

Otra de las claves del éxito es el entorno de la representación, la pequeña plaza de Matachana detrás de la Iglesia, ambientada minuciosamente por la organización.

Esta edición el Belén contó con una ausencia destacada, una vecina del pueblo que falleció recientemente, Toñina. Era la posadera habitual del Belén, un hueco que este año quedó vacío con un pequeño homenaje en el cartel y al principio de la representación, que guardó un minuto de silencio en su memoria.

La obra este año ha sido dirigida por Nicanor García, que se encargó también de la elaboración del guion.

Por séptimo año consecutivo esta recreación volvió a reeditar el éxito en la primera función, y todavía queda una segunda interpretación el lunes, a las 17.30 horas. Además, en esta ocasión el mismo día de Navidad.

 

 

GALERÍA FOTOGRÁFICA DEL VII BELÉN VIVIENTE DE MATACHANA

 

Amena en casa 728x90
happyending 728x90 jpg

 

compramostucoche.es