Los primeros meses de 2018 han dado un vuelco a una situación que a finales del pasado año empezaba a ser preocupante. Hoy por hoy, la capacidad del embalse de Bárcena sigue aumentando hasta situarse en un 63,27% del total, según los datos a tiempo real que facilita Confederación Hidrográfica del Miño Sil. Unos datos que superan los registrados la misma semana del pasado año y se aproximan a la media de los últimos diez años.

Semana tras semana, la capacidad de los diferentes embalses españoles sigue subiendo después de haber atravesado momentos críticos durante el pasado año, más acuciante aún a finales de 2017. Mismamente, el día 25 de diciembre la capacidad del embalse se encontraba al 27,5% con 94 hectómetros cúbicos (cuando la media de la última década se elevaba por encima de los 132 hectómetros en esa misma semana).

A fecha 7 de marzo el agua embalsada es de 215,75 hectómetros cúbicos. En la comparativa semanal (cerrada a 5 de marzo) el agua embalsada es de 206 hectómetros cúbicos, con un 60,41% de su capacidad. Esto es, desde el día 5 de marzo, en tan sólo dos días el incremento sigue siendo notable.

Para hacer una compañarativa, la misma semana de 2017 la capacidad a penas se situaba en el 53% que, con motivo de la ausencia posterior de precipitaciones, descendió a marchas forzadas durante los meses sucesivos. Sin embargo, la media de los últimos diez años en la misma semana es del 66,95%.

Entre tanto, se mantienen las previsiones de precipitaciones. En la jornada de hoy las lluvias podrían dar una tregua, al menos hasta la tarde, para volver a hacer acto de presencia durante estos próximos días, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología.

Por ello, no hay que descartar que la capacidad de Bárcena siga incrementándose durante estos próximos días.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.