Finalmente, las máquinas se quedaron a las puertas. El derribo de esta vivienda en Congosto, cuya propietaria ha solicitado durante los últimos años su legalización, estaba previsto para hoy lunes pero ya a primera hora ha quedado en suspenso.

A primera hora de la mañana, la empresa contratada por el Ayuntamiento se presentó con una pala pero no llegó a acceder por el camino que accede a la vivienda. La propietaria explicó que la Guardia Civil se personó y constató la presencia de ocupantes en el interior de la vivienda. Posteriormente, abandonaron el lugar igual que lo hizo el personal municipal desplazado y el operario encargado del derribo.

A lo largo de la mañana se desplazaron hasta la vivienda amigos y familiares, integrantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y la procuradora regional Lorena González.

Según el escrito que remitió el Ayuntamiento al Juzgado el pasado 21 de marzo, la solicitud de entrada a domicilio abarcaría las fechas comprendidas entre los días 7 al 16 de mayo, de 7.30 a 19.30 horas para que la empresa contratada "pueda llevar a cabo la demolición de la citada vivienda familiar bajo la supervisión de la Dirección técnica contratada por el Ayuntamiento".

La propietaria siempre ha reconocido que la vivienda se construyó sobre suelo rústico, de forma ilegal, pero que no se le ha permitido legalizarla con un expediente administrativo que le ha impedido esta opción.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.