La Asociación Española Contra el Cáncer ha organizado una jornada formativa dirigida a escolares de Primaria en el Colegio Rural Agrupado (CRA) de Noceda del Bierzo. “El bosque encantado” y “Actúa” son los dos programas que la asociación está desarrollando a nivel provincial para que los más pequeños aprendan a gestionar las emociones en el caso del primero, y con el segundo profundizar en los peligros de determinadas sustancias o hábitos de vida que pueden potenciar la aparición de determinadas enfermedades como el cáncer.

Es la primera vez que estos dos proyectos se imparten en la comarca del Bierzo, de la mano de la recién creada Junta Local de Bembibre de la AECC. Es una de las actuaciones que la asociación pretende llevar a cabo con diferentes colectivos, en este caso con los centros educativos de la zona, siendo ésta la primera propuesta pedagógica, explicó la presidenta de la Junta Local, Isabel García.

En esta Jornada se han trabajado la prevención y sensibilización de los niños y niñas as desde edades tempranas, a través de 2 programas educativos.

Por un lado, “El bosque encantado” es un programa que aborda de forma lúdica e interactiva la gestión de las emociones, dirigido a escolares de 3º y 4º de Primaria aunque, en el caso del CRA de Noceda y por ser escaso el alumnado, incluyó a escolares de 1º y 2º.

“No hay emociones buenas ni malas, todas son necesarias”, explicó el psicólogo de la Junta Provincial de la AECC, José Antonio Pérez, encargado de gestionar el programa con los más pequeños. Por ello, la clave es que a estas edades “aprendan a resistir ante presiones, que sepan decir que no”, concluyó.

Por otro lado, el programa “Actúa” está enfocado al alumnado de 5º y 6º de Primaria cuyo objetivo es alertar sobre los peligros del uso de sustancias como tabaco o alcohol, de la importancia de la protección solar. De esta forma, la AECC concede una especial importancia a la prevención conociendo los factores de riesgo.

“Estos 2 programas interesantes y muy didácticos queremos ponerlos en marcha en los Centros educativos de Bembibre y Bierzo Alto que lo deseen”, explicó Isabel García.

Además del psicólogo de la asociación, también participó en su desarrollo la trabajadora social Raquel Omaña.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.