La pequeña localidad de San Facundo, uno de los pueblos más bonitos de Castilla y León, y a escasos minutos de Bembibre, bien comunicado con la A6, es ya en un importante enclave turístico de la comarca. Y a partir de ahora pretende convertirse también un referente gastronómico y cultural.

Unas 250 personas se reunieron bajo una lujosa carpa, bien habilitada para la ocasión, para celebrar el primer Encuentro Gastronómico de la Trucha, que reunió a políticos, periodistas, gente de la cultura, dirigentes del deporte y todos aquellos que quisieron disfrutar de una jornada dedicada a este plato típico de la zona.

La presentación del festival corrió a cargo de la periodista y presentadora María de Miguel; y como no podía ser de otra manera, contó con un mantenedor de lujo, el reconocido pintor cacabelense José Carralero, Premio Castilla y León de las Artes entre otros muchos galardones, que desde 1984 ha sido también miembro de Comisiones de Adquisición de Obras de Arte en el Museo del Prado, en el Casón del Buen Retiro y en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, además de Vicedecano de la Facultad de Bellas Artes de Madrid entre 1984 y 1991, etc.

Carralero recibió un obsequio muy especial. Una miniatura en bronce de la estatua inaugurada el pasado viernes en homenaje a la trucha, obra del escultor villafranquino Arturo Nogueira, que también acudió a la celebración.

La comida finalizó con la actuación del grupo de música cubana Kikiribú, que puso el broche de oro a una semana llena de actos culturales con presentaciones de libros, proyección de documentales, actuaciones musicales y conferencias.

Ricardo Vila, presidente de la Junta Vecinal y principal impulsor de este evento, destacó que la intención es que siga creciendo "año a año, que se convierta en cita ineludible”

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.