Una representación de la asociación de edificación y obra pública de la Fele, Aleop, encabezada por el presidente Juan María Vallejo, se desplazó a las instalaciones de la Fundación Santa Bárbara para conocer las opciones que permitan formar profesionales de la construcción. La razón de ser no es otra que el sector de la construcción vuelve a remontar pero la mano de obra cualificada ha desaparecido después de quince años de crisis económica. 

Los encargados, que es uno de los perfiles que, en la práctica, “ha desaparecido”, destacó Vallejo, o los jóvenes trabajadores. Albañiles, oficiales, electricistas son algunos de los perfiles que necesita ahora mismo la construcción por lo que el sector busca mano de obra cualificada y entidades como la Fundación Santa Bárbara que incluyan formación de estos profesionales.

“Necesitamos gente especializada, necesitamos formación técnica y luego laboral”, destacó el presidente de Aleop en su visita a las instalaciones de la Fundación en La Ribera de Folgoso. Vallejo considera que “es bueno que la formación profesional se vaya integrando e incorporar a gente joven, y donde haya formación es bueno que acudamos los empresarios para ver qué podemos hacer”. 

El director general de la Fundación Santa Bárbara, Manuel Álvarez, puso el acento en la búsqueda de las acreditaciones concretas que precisa el sector y las necesidades reales “para ver si podemos acreditarnos en más cosas, para darles un servicio a ellos y a nuestros alumnos, que son los que pueden encontrar empleo”.

De hecho, años atrás la institución ofrecía cursos de albañilería que se dejaron de impartir por la dificultad de los alumnos de acceder a puestos de trabajo. “Si esos profesionales vuelven a ser demandados no tenemos ningún problema en acreditarnos siempre que veamos una salida para las personas que formamos aquí.

Pero la Fundación Santa Bárbara también incide en otras especialidades como operador de grúa torre, “que sólo estamos acreditados nosotros en la provincia” y que Álvarez considera que es “una formación valiosa”. También en electricidad “tenemos un certificado de profesionalidad de baja tensión muy interesante que permite trabajar en edificación”, o también acreditación en “instalaciones domóticas, que está en boga”. Soldadura y montaje y otros elementos de catálogo podrían interesar a los empresarios en su búsqueda de la mano de obra cualificada que se ha ido perdiendo.

“Llevamos un par de años viendo que el sector de la construcción está mejorando y cada vez va a demandar más profesionales”, concluyó Álvarez.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.