A mucha gente le gusta conocer su pasado y sobre todo, quienes fueron las personas de las que descienden. Esta labor en ocasiones no es fácil, a veces es costosa y larga en el tiempo.

Rodanillo, un pueblo de tan solo 70 vecinos se niega a perder su historia y su pasado.

Una persona es capaz de recordar el nombre de sus padres, abuelos y bisabuelos. Pero si queremos ir más atrás en el tiempo, hay que consultar los libros eclesiásticos de las parroquias: bautismos, matrimonios y defunciones.

Partiendo de los actuales hijos del pueblo, se han ido estudiando una a una las diferentes familias hasta completar un auténtico árbol de familia que engloba más de cinco mil personas.

A partir de los 2.870 nacimientos de niños de Rodanillo, se han estudiado más de 1.595 familias hasta completarse con los hijos de la última generación que nació en el pueblo, llegando a la cifra de más de 5.218 personas que han quedado unidas en un único árbol genealógico. Con todos estos datos se ha conseguido demostrar que Rodanillo es una GRAN FAMILIA, y con ello, se ha podido recuperar parte de la historia de este pueblo.

En el trascurso de estos 8 años de investigación se han recuperado los nombres de un gran número de personas que se encontraban en los libros quemados por las tropas francesas en 1809, aunque otros muchos se han perdido para siempre.

Para la realización de este importante trabajo histórico se han seguido algunos de los estudios que llevó a cabo el párroco de Rodanillo D. Clemente Arias Rodríguez, hace más de cien años, sobre el grado de consanguinidad o afinidad entre las familias (estos estudios le servían para ver el grado de parentesco que había entre los novios, para poder casarlos o cobrar la dispensa). Se han utilizado también los censos de población y pleitos de hidalguía de la Real Chancillería de Valladolid, así como los libros facilitados por el Archivo Diocesano de Astorga, el apoyo del expárroco de Rodanillo y actual ecónomo de la diócesis de Astorga D. Celestino Mielgo Domínguez, las indicaciones del párroco de La Ribera de Folgoso y Viñales D. Manuel García Anta (fallecido en enero de 2015) y la siempre ayuda de Benito González González y su libro Rodanillo, un pueblo del Bierzo Alto-León (recientemente fallecido). Agradecer a todos los vecinos de Rodanillo y Argentina que han facilitado sus últimos descendientes y han aportado sus fotos al álbum familiar de Rodanillo.

Desde hoy Rodanillo cuenta con un árbol genealógico propio de los hijos del pueblo que abarca más de dos siglos y medio de su historia, convirtiéndose en la actualidad en uno de los árboles más grandes del Bierzo donde se contempla un pueblo entero unido a más de 80 pueblos, villas y ciudades diferentes, con los que le unen lazos familiares. Ya se ha utilizado para que familias de Argentina localicen a sus antepasados de Rodanillo y ver quiénes son sus descendientes actuales. El periodista y escritor Valentín Carrera González ha podido ver como desciende de los González, como más de medio pueblo. Además servirá para que las generaciones actuales y futuras conozcan su pasado y no olviden la historia de las gentes que vivieron en este pueblo de RODANILLO, GRACIAS BENITO.

David González Hernández

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.