Un nuevo recorte a los servicios sociales ha dejado al municipio de Igüeña sin servicio de urgencias en horario nocturno en el Punto de Atención Continuada de Tremor de Arriba. Una situación que entró en vigor esta misma semana, con el invierno a la vuelta de la esquina, y que obligará a quienes precisen asistencia sanitaria a desplazarse al centro de salud de Bembibre, a 30 kilómetros de distancia.

La Consejería de Sanidad ha puesto en marcha esta medida que se extiende a otros PAC de la comunidad, de tal modo que permanecerán abiertos en horario de 15 a 22 horas, no así en horario nocturno cuando los vecinos deberán buscar alternativas por su cuenta.

El alcalde pedáneo de Tremor de Arriba, Víctor Castro, transmitió la “indignación de la gente de Igüeña, sobre todo las pedanías de Tremor, Espina, Pobladura, Almagarinos, Rodrigatos, que lo conforman entre 900 a 1000 personas, porque nos suprimen las urgencias”.

Por su parte, el alcalde de Igüeña, Alider Presa, se mostró crítico con esta decisión teniendo en cuenta la situación geográfica del municipio que, en líneas generales, no favorece estos desplazamientos, mucho menos de noche y en condiciones extremas que se suelen dar durante los inviernos. “A la distancia geográfica a la que estamos de Bembibre, sobre todo la complicación del terreno, de la edad de la gente con el envejecimiento, ¿cómo hacen este nuevo movimiento suprimiendo las urgencias cuando más se necesitan?”. Añadió que “los que vivimos aquí conocemos la dureza de los inviernos y la complicación de poder acceder a Bembibre que es el punto más cercano”.

Por el momento habrá una campaña de recogida de firmas junto con la acción política en las Cortes de Castilla y León para intentar forzar un cambio en la política regional, “y ver si somos capaces de que a alguien le entre la cordura”. Añadió que “en zonas mineras que tienen un acceso complicado no lo deberían tocar nunca.

Sobre todo cuando esta medida no tiene un sobrecoste para la administración Regional ya que es el Ayuntamiento el que corre con los gastos generales de la instalación, recordó el presidente de la Junta Vecinal. “Estamos corriendo con los gastos de gasóleo, mantenimiento, la luz, el Ayuntamiento está corriendo con todos los gastos”. “Entendemos que no es un servicio que le cueste tanto a sanidad”.

Para el alcalde de Igüeña políticas tanto del Gobierno como de la Junta de Castilla y León están encaminadas a “acabar con el medio rural, y sobre todo en las cuencas mineras”. “Si la intención es que la gente abandone los pueblos, no sé para dónde, me cuesta decirlo pero lo van a conseguir”, lamentó.

El transporte público sufrió modificaciones con reducción de servicios y horarios más complejos

Por si esto fuera poco, vivir en Igüeña se hace un poco más difícil desde la modificación de los horarios del transporte público que, si bien está en manos de una empresa privada, tiene como punto de origen los recortes que las administraciones han trasladado a la adjudicataria. Un recorte que deja a los vecinos en una situación muy peculiar, a los que, por un lado, les han suprimido serviciosy, por otro lado, uno de los horarios se adelanta a las 6 de la mañana, según el alcalde. No sólo eso, “la gente tiene que quedarse en Bembibre hasta que vuelva a subir por la noche”.

Esta situación no beneficia a la población que pierde toda posibilidad de contacto con el resto de la provincia a través de Bembibre, máxime cuando se puede tratar de vecinos de edad más avanzada que no tienen vehículo propio o tienen dificultades para desplazarse en sus respectivos coches.

Por ello, Alider Presa aseguró que el Ayuntamiento buscará la negociación con la empresa para intentar alcanzar alguna solución que no afecte aún más a los vecinos.

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral
warhol_360