El alcalde justificó la actuación que se ha llevado a cabo en la presa Real, que provocó el vertido de lodos en el río Argutorio. Dijo que “por encima de cualquier trucha y de cualquier multa está la necesidad de proveer agua a la población de Bembibre. Y lo que se ha hecho es poner en funcionamiento la presa en condiciones de surtir el agua. Yo no entiendo que por no pagar una multa o porque sigan viviendo cien truchas nos quedemos sin agua en Bembibre”.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.