visita marin 01

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño Sil (CHMS), Francisco Marín, derivó al Ayuntamiento de Bembibre la responsabilidad por el estado de la presa del Real, ubicada en los montes de San Facundo. Después de la denuncia pública de los concejales leonesistas de Torre del Bierzo, que anunciaron incluso medidas judiciales apuntando a un posible delito de “prevaricación” del máximo responsable del organismo la situación de “ilegalidad”, Marín recalcó que se trata de una instalación “de titularidad municipal” y que el papel de Confederación es exigir el plan de emergencia y las normas de explotación.

En este sentido, aseguró que la CHMS es intermediaria, no así responsable de la presa. Y advirtió que la instalación todavía no tiene aprobado el plan de emergencia que había presentado en 2014 a expensas de las modificaciones que solicitó posteriormente, y que ya ha sido solicitado por el Ministerio de Medio Ambiente. Ello es debido, “a que el primero que presentaron tenía alguna carencia para los técnicos”.

Sobre las normas de gestión ya se abrió un expediente sancionador por incumplimiento, aseguró Marín, “por lo que nosotros estamos haciendo nuestro trabajo en todo momento y como se requiere”, en respuesta a las declaraciones de los concejales de UPL.

En este sentido, considera que los hechos que provocaron el vertido de lodo es una responsabilidad del Ayuntamiento de Bembibre, una cuestión sobre la que recientemente ha habido reuniones para plantear cuatro posibles actuaciones que contemplaban el derribo o recrecimiento de la presa recogidas en un informe “que elaboramos de manera voluntaria sobre posibles alternativas para dragar el agua y dar solución al problema”.

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es