El Cáliz de doña Urraca es uno de los tesoros más preciados que guarda el museo de la Real Colegiata de San Isidoro. Hasta no hace mucho, este templo del románico español era conocido principalmente por el Panteón de los Reyes y sus elaborados frescos en un excepcional estado de conservación, pero desde que en 2014 la investigación de los doctores Margarita Torres Sevilla y José Miguel Ortega del Río («Los Reyes del Grial», ed. Reino de Cordelia) lo identificaran con el Santo Grial, son más de 125.000 los turistas que lo visitan cada año.

Esta copa compuesta por dos piezas de ágata de época romana, que forman el cuenco y la base, fue venerada desde el siglo VI como la copa que Jesucristo utilizó en la Última Cena. Por eso doña Urraca, en torno a 1063, mandó forrarla con oro y piedras preciosas como amatistas, esmeraldas, zafiros…, todo ello engastado con una gran filigrana en forma de arquillos, espirales y caracoles

Actualmente el Cáliz se exhibe protegido por una vitrina con cristales antibalas que no permiten al visitante acercarse lo suficiente a la pieza ni, como es natural, tenerla entre las manos. Pero con el proyecto liderado en su parte técnica por el bembibrense Alejandro Viloria, quienes visiten el museo podrán acceder a una experiencia interactiva única y apreciar hasta el último detalle de cada una de las filigranas que los orfebres realizaron en esta joya del románico.

“El proyecto llevado a cabo por HP sobre la pieza consistió en su escaneo para crear un modelo 3D digital exacto, que permite vivir una experiencia interactiva que incluye la narración histórica sobre la reliquia de la era cristiana y en la que se pueden apreciar las filigranas de la copa como si la tuvieran en sus propias manos. El escáner 3D utilizado en el proyecto se basa en la proyección de un haz de luz fotopulsada, un método que no daña la pieza y que permite obtener un modelo exacto en tres dimensiones”

El director General de HP, Miguel Ángel Turrado, fue quien dirigió el proyecto. “Una buena manera de acercar a los visitantes - pasado y presente - en una perfecta combinación de las tecnologías más avanzadas que posee HP como es la realidad inmersiva, a través de una joya histórica con más de 2.000 años de antigüedad

Alejandro Viloria fue el responsable técnico. El bembibrense, doctorado en Sistemas Inteligentes es ingeniero de I+D en Hewlett-Packard y acumula varios años de experiencia trabajando en inteligencia artificial y desarrollo de modelos 3D, como los realizados con el sarcófago de Santa Teresa o el circo romano de Mérida. “Pretendemos llevar un modelo 3D del Cáliz a un dispositivo de visualización en tres dimensiones, que además permite una inmersión completa del usuario dentro de la experiencia”.

A partir de ahora, quienes visiten el museo de la Colegiata de San Isidoro en León, tendrán la oportunidad de disfrutar de una experiencia única y obsrevar el Cáliz de doña Urraca como si lo tuvieran entre las manos

 

 

 

728x90-cuenta-on-verde
happyending 728x90 jpg
Caperucita Roja Lateral

 

compramostucoche.es