La cultura y la literatura berciana pierden a uno de sus valores más importantes. Fermín López Costero luchó hasta donde pudo contra un cáncer implacable, al que no consiguió vencer. Se va dejando una huella profunda en quienes le conocieron, y una producción literaria impresionante por su calidad, que lo hace imperecedero. Abarca diversos géneros: desde la poesía al ensayo, pasando por el cuento o el microrrelato, en el que ha destacado como uno de los autores de referencia en nuestro país.

Cacabelense de nacimiento –contaba que había nacido encima de una bodega- tuvo como maestro al gran Antonio Pereira, del que más tarde, en 2006, publicaría el Catálogo biográfico. Como poeta se estrenó en 2009 con “Memorial de las piedras”, que recibió el premio Joaquín Benito de Lucas, “La fatalidad” en 2014 y “La costumbre de ser lluvia"en 2016. Ya antes, en 2003, había sacado un libro de cuentos “Pequeño catálogo de historias breves”. Pero es con el microrrelato con lo que ha recibido un mayor reconocimiento: “La soledad del farero y otras historias fulgurantes”, publicado en 2009, y más recientemente “Teatro de Sobras”, 2016, que es una continuación del anterior. Hace tan solo dos meses que Fermín presentó su último trabajo, “La revolución irmandiña en El Bierzo. Cuando los gorrienos corrieron tras los halcones”, un ensayo sobre esa parte de la historia de la comarca, tan desconocida y distorsionada, que estaba empeñado en dar a conocer libre de mitos y falsedades.

Combativo, luchador e inconformista. Defensor de la cultura y dispuesto siempre a colaborar y participar en todo tipo de actividades de difusión cultural. Visitó en varias ocasiones las Tardes literarias de Bembibre –actualmente Tiempo de palabras-, la última de ellas en mayo de 2017, hace solo unos meses, dejando siempre un poso de conocimiento en quienes tuvieron la oportunidad de escucharlo.

Participó también en la serie “12 poemas” realizada por Bembibre Visual con motivo del bicentenario de Enrique Gil y Carrasco, y fue uno de los protagonistas de la sección “Carboncillo y Pluma” en Bembibre Digital.

Enlace al retrato artístico y literario de Fermín López Costero en Carboncillo y Pluma

Doce Poemas: La Violeta – Fermín López Costero

 

Robinsón (Teatro de sombras)

Todas las mañanas bajo corriendo hasta la playa, para ver si las olas han arrastrado algún objeto que pueda serme útil: un jirón de vela, unas tablas, alguna cuerda, un barril de ron… Pero, rara es la vez que encuentro algo provechoso.
Tampoco vislumbro en lontananza la silueta de ningún barco. Ni encuentro a nadie conocido con quien hablar. Ese muchacho negro al que llamo Viernes, hace días que no aparece. Aburrido y descorazonado, a mediodía recojo la toalla y la sombrilla y me voy para la piscina del hotel.

 

Sus restos mortales serán trasladados este viernes 16 a las 17,00 horas al cementerio de Cacabelos para su inhumación. La familia ha pedido que no se envíen arreglos florales, rogando que su importe sea donado a la Asociación Española Contra el Cáncer de León, ingresándolo en la cuenta bancaria ES03 2100 1598 8802 0000 5195

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.