Foto: Atlético Bembibre

No tuvo suerte el Atlético Bembibre en su visita a Ávila. Un despiste en los primeros minutos alteró los planes de los rojiblancos, que sin embargo hicieron méritos más que suficientes para igualar el partido antes del descanso.

Había salido bien el Atlético Bembibre, dispuesto a regresar con un buen resultado del Adolfo Suárez, pero en el minuto 5 de partido, una internada por la banda izquierda de los locales acabó con un centro al segundo palo, donde llegó Ismael completamente solo para batir a Ivanildo.

Los bercianos acusaron el golpe, pero supieron reaccionar para ir con decisión en busca del empate, que no llegó por verdadera mala suerte. Cueto envió ligeramente alto un remate dentro del área, a Aleixo se le escapó ligeramente alto un lanzamiento directo, y al borde del descanso Mamadou evitaba sobre la línea que el balón entrara en la portería, cuando ya se cantaba el gol.

Estaba claro que no iba a ser el día del Atlético Bembibre. Nada más comenzar la segunda mitad un disparo lejano de Tano se estrella en el poste. Tampoco acertó Cueto a rematar dentro de la portería un servicio de Rubén al segundo palo.

Los abulenses trataban de defender el resultado como podían, pero en una acción aislada, tras una buena jugada individual de De Mesa, se encontraron con un penalti por mano dentro del área bembibrense. Rubén fue el encargado de transformarlo, poniendo tierra de por medio en el marcador.

El Bembibre había creado las ocasiones, pero los goles fueron para el equipo local, que con muy poco logró un premio demasiado alto. Ahora toca levantar la cabeza, y rehacerse cuanto antes para afrontar el próximo partido ante el filial del Mirandés, donde los tres puntos en juego adquieren cada vez mayor importancia.

 

compramostucoche.es