El Atlético Bembibre consiguió quitarse de encima la presión de ganar en su cancha, que arrastraba desde principio de temporada, y lo hizo a lo grande, con una abultada goleada frente al Tierno Galván.

Los vallisoletanos consiguieron plantar cara al Atlético Bembibre en la primera mitad, pero a 5 minutos del descanso Ivanildo consiguió abrir el marcador. Y Aurelio, en una jugada de estrategia, cuando ya estaban los dos equipos a punto de tomar el camino del vestuario, anotaba el segundo para dar tranquilidad a su equipo.

En la reanudación los de Felipe se mostraron intratables. No tardaron en ampliar las diferencias con otros dos goles en los primeros minutos, y el entrenador del Tierno Galván reaccionó sacando portero jugador con 15 minutos aún por delante.

Las consecuencias fueron nefastas para su equipo, ya que en lugar de recortar diferencias facilitó que los bercianos anotaran otros tres tantos más, hasta situar el marcador en un 7-0 que hizo recapacitar al técnico visitante.

Los vallisoletanos no querían irse de vació y consiguieron el gol del honor a un minuto y medio para el final. Ivanildo, que fue quien abrió el marcador, también fue el encargado de cerrarlo con el definitivo 8-1, en el partido más cómodo que ha tenido el Atlético Bembibre en lo que va de competición.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.