El Atlético Bembibre ha experimentado una notable mejoría en su juego, como queda de manifiesto en los resultados de las últimas jornadas. Esta semana recibía al líder, el Unión Arroyo, que llegaba a Bembibre con un bagaje de diez victorias y tan solo una derrota, por lo que se presentaba como claro favorito al triunfo. Sin embargo los bercianos supieron plantar cara a un buen equipo, para ofrecer a su público un entretenido partido lleno de emoción, intensidad y algunos momentos brillantes por ambas partes.

Fue el Bembibre quien abrió el marcador con un potente disparo de Galle, cuando ya se había rebasado el ecuador de la primera mitad. Pero no duró mucho la alegría, porque el Unión Arroyo conseguía empatar muy pronto, e incluso ponerse por delante antes del descanso.

Tras el paso por vestuarios los de Felipe salieron decididos en busca del empate, que pudo llegar en varias ocasiones antes de que los colegiados señalaran un penalti a favor del Unión Arroyo, por mano en un rechace dentro del área. Marcos, que cuajó una actuación sobresaliente, al igual que el portero visitante, no pudo evitar que el balón se alojara en la red y los vallisoletanos se colocaban con una cómoda ventaja de dos goles.

Lejos de venirse abajo, los atléticos apretaron aún con más fuerza. La presión dio resultado y no tardaron en poner las cosas en su sitio. Con el partido de nuevo igualado, y el Unión Arroyo con cinco faltas y 8 minutos por delante... el Bembibre pisó el acelerador en busca de una victoria que no llegó. Los últimos minutos fueron un toma y daca constante, con ocasiones en las dos áreas.

Al final reparto justo de puntos en un partido del que el Atlético Bembibre sale reforzado, tras haber puesto al líder contra las cuerdas en diversas fases del encuentro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.