La película no tuvo final feliz. Pese a realizar un partido formidable y lograr la victoria (78-68) sobre Cadí La Seu, Embutidos Pajariel Bembibre, que dependía de otros resultados, no pudo llegar a la Copa de la Reina. Prácticamente por una canasta a favor de Al-Qázeres -venció en la pista de CREF ¡Hola! por 61-63- las de Fran García se quedaron a la orilla de una competición que había ilusionado a todo El Bierzo. En ella estarán finalmente, aparte de las extremeñas, Perfumerías Avenida, SPAR Citylift Girona, Gernika Bizkaia, Lacturale Araski y Star Center-Uni Ferrol.

Y eso que todo pareció alinearse para hacer que el guion del histórico 2016 tuviera el desenlace soñado. El Bembibre Arena se llenó para apoyar a su equipo y éste respondió dando minutos de gran espectáculo. Por primera vez desde que llegó a la Liga Femenina, el cuadro berciano despidió la primera vuelta con un triunfo, pero esta vez no sirvió para alcanzar el único hito pendiente: llegar a la Copa de la Reina. Habría sido el colofón perfecto para un año que tuvo su punto culminante en la consecución de la Copa Castilla y León el pasado mes de septiembre. No obstante, ahora, con la salvación más cerca, la segunda vuelta, si las lesiones respetan a las de Fran García, se presenta muy ilusionante.

Nada se puede reprochar a un equipo que se sobrepuso a los contratiempos para acabar con seis triunfos una primera vuelta muy exigente. Una inoportuna lesión de Dragana Svitlica en la última semana mermó su participación en esta ocasión y complicó la situación a una escuadra cuya propuesta volvió a ser convincente ante un conjunto catalán mermado por las bajas de sus norteamericanas, pero que compitió hasta el último segundo para defender su plaza copera. Las bembibrenses, no obstante, dominaron prácticamente durante todo el duelo el ritmo del mismo desde la defensa y la intensidad.

Tras un inicio rojillo estelar, las leridanas recortan distancias al descanso

Entraron muy ‘enchufadas’ al partido las de Fran García, cuyas ventajas empezaron a ser importantes ya desde el primer cuarto. La buena actitud defensiva de las rojillas y el gran acierto exterior propiciaron que la renta local rozara la veintena. Sería Vega Gimeno, que anotaría 11 de sus 13 puntos en estos minutos, el puntal fundamental de la escuadra local, bien secundada, eso sí, por Ariel Edwards, que aportaría 7 tantos en estos primeros diez minutos. Por las de Joan Carles Pie, sólo Belén Arrojo pareció ver aro con facilidad, por lo que diferencia (26-9) fue muy clara para las bercianas después de que consiguieran encadenar 13 puntos sin respuesta para cerrar el primer parcial.

La reacción visitante llegó en el segundo asalto. Estuvieron fuertes en defensa las de Pie y sólo los dos triples de Aleksandra Stanacev frenaron las aspiraciones ilerdenses. La serbia y Ariel Edwards tuvieron un papel fundamental en este segundo acto, cuando las leridanas llegaron a firmar un parcial de 0-13 que les devolvió las opciones de meterse en el partido (37-33) cuando la desventaja llegó a rondar el -20. Andrea Vilaró, con 8 puntos en esa racha, sería la mejor del Cadí con un total de 20. Edwards, que sería la máxima anotadora del choque con 21 puntos, hizo dos canastas consecutivas que pusieron el 41-33 con el que se alcanzó el descanso.

Las bercianas vuelven a dar otro tirón, aunque al final fue inútil

El paso por los vestuarios sentó muy bien a las de Fran García, sobre todo a Stanacev, que anotó otras dos canastas consecutivas que pusieron la ventaja rojilla por encima de la barrera psicológica del +10. Fue este tercer acto donde Monty, que acabó con 18 tantos, brilló con luz propia. Con dos triples, lideró un nuevo parcial de 8-0 que catapultó a su equipo. Aún anotaría otras dos canastas en estos minutos, en los que las visitantes sufrieron mucho. Sólo Meiya Tirera y Vilaró funcionaron en un equipo que vio cómo al final de este tercer periodo la desventaja (65-46) era, en principio, inabordable.

Pese a que los minutos previos fueron muy complicados, las de Joan Carles Pie volvieron a plantear batalla. Con Vilaró tirando del carro catalán, las de Fran García sufrieron mucho para mantener el ‘average’ de +7 que necesitaban para superar a su rival y tener más opciones de ir a la Copa. Serían las interiores rojillas el principal sostén del cuadro berciano, mientras las leridanas pusieron la situación complicada con un parcial de 0-7. Una canasta desde el 6,75 de Brianna Banks, que provocó las delicias de la hinchada rojilla con su espectacularidad, dio oxígeno a las bembibrenses., aunque volvieron a sufrir otro parcial que, ahora sí, apretó el marcador (72-66, min 37). Ahí se acabó el ímpetu visitante, hundido por el desacierto. Las rojillas firmaron la sentencia desde el 4,60 gracias a Stanacev y Monty, que pusieron el definitivo 78-68. Un gran resultado, inútil a la postre.

La ficha del partido:

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 78 (26+15+24+13): Monty (18), Aleksandra Stanacev (14), Brianna Banks (9), Vega Gimeno (13), Ariel Edwards (21) –cinco inicial-; Dragana Svitlica (-), Itziar Germán (3) y Katya Fedorenkova (-).
CADÍ LA SEU D´’URGELL, 68 (9+24+13+22): Belén Arrojo (12), Meiya Tirera (15), Tania Pérez (-), Georgina Bahí (10), Svenja Brunckhorst (-) -cinco inicial-; Andrea Vilaró (20), Marta Montoliu (7) y Nogaye Lo (4).
Árbitros: Juan Francisco González Cuervo y Paula Lema Parga.

Fran García: “El deporte es así y hay que aceptarlo”

A la conclusión del encuentro, el técnico del Embutidos Pajariel Bembibre, Fran García, compareció en la sala de prensa del Bembibre Arena visiblemente contrariado por el sorprendente resultado de Gernika, que dejó sin opciones coperas a su equipo después de firmar un gran encuentro ante Cadí La Seu. “Todos contábamos con que no iba a pasar, sobre todo por cómo iba el partido”, dijo el asturiano, resignado por el triunfo ferrolano: “El deporte es así y hay que aceptarlo”.

García no reprochó nada a sus jugadoras, aunque lamentó las derrotas sufridas durante la lesión de Ariel Edwards, que posiblemente fue el gran lastre berciano en una primera vuelta de grandes resultados. “Fue donde realmente se nos escapó, pero es lo que hay y hay que seguir trabajando”, señaló el preparador gijonés, que reconoció que su equipo cuajó un gran partido. “Hemos estado combativos, tuvimos acierto en dos cuartos y en los otros lo pasamos mal. En líneas generales, el partido ha sido bueno y tengo que felicitar al equipo”, resumió.

Por otro lado, consideró el gijonés que el descanso navideño les vendrá bien a sus pupilas porque, señaló, “siempre es bueno desconectar para empezar con más ganas. Estamos con seis victorias, más cerca del objetivo a pesar de los contratiempos”, puntualizó García, que reiteró que “el objetivo marcado es la permanencia, más si cabe en esta Liga tan igualada, con cambios en las plantillas. Nosotros lucharemos con lo que tenemos”, subrayó el entrenador del cuadro berciano, cuyo objetivo es, según admitió, “superar las diez victorias y crecer en el juego. A ver si podemos asomarnos al play-off”, concluyó.

Fotos: Bembibre Digital
Crónica: Dpto. Comunicación CB Bembibre

 

compramostucoche.es