Poco o nada positivo sacó de su visita a tierras aragonesas el Embutidos Pajariel Bembibre, que sufrió su segunda derrota consecutiva y novena derrota de la temporada ante un Mann-Filter Zaragoza que aprovechó su inspiración en los compases iniciales para establecer una importante renta que las del Bierzo Alto sólo pudieron reducir en la recta final y después de firmar un gran segundo cuarto. Sin duda, fueron los mejores tramos del encuentro por parte de las de Fran García, que, pese a este caer por 61-48 en el Eduardo Lastrada de la capital maña, mantienen una distancia relativamente confortable con el descenso.

Mantener el average ante las de Víctor Lapeña fue, a buen seguro, la única lectura positiva de un encuentro condicionado por la lesión de Brianna Banks en los primeros minutos y en el que la suerte, como es habitual en el presente curso, no acompañó a las bercianas. La ausencia de la norteamericana, indudablemente, resultó determinante para la derrota del conjunto berciano, que vio sensiblemente afectada la rotación en el juego exterior en un partido en el que la contribución de todas las jugadoras se antojaba fundamental. La baja de la de Georgia fue importante, más si cabe después de unos minutos iniciales que poco invitaban al optimismo.

Tras un mal inicio, las de Fran García reaccionan

El duelo pareció empezar muy igualado, con Dragana Svitlica -anotó 6 puntos en el primer cuarto- liderando a las rojillas. La mala noticia llegó a los dos minutos del choque, cuando Brianna Banks se tuvo que retirar lesionada y ya no volvería a la pista. Esta circunstancia fue aprovechada por la escuadra maña para coger las primeras diferencias importantes después de un triple de Snezana Aleksic. La cosa se complicó aún más cuando las locales consiguieron, gracias a Natalie Van den Adel y Roneeka Hodges -ambas sumaron 8 puntos en estos minutos-, un parcial de 14-0 que puso la renta maña cerca de la veintena. Sin embargo, las del Bierzo Alto lograron reaccionar para reducir la desventaja a la finalización de los primeros diez minutos, a la que se llegó con el 27-13 en el luminoso.

El cambio de dinámica se confirmó en la continuación al certificar un parcial que llegó al 0-7 acumulado con el final del primer acto. Los buenos minutos de Monty y Aleksandra Stanacev, junto con la mejoría del nivel defensivo, obligaron a Víctor Lapeña a pedir un tiempo muerto, si bien su equipo sólo anotó un tiro libre en los primeros minutos de este segundo cuarto. Una falta antideportiva de Aleksic prolongó la buena dinámica de las rojillas, que enlazaron otros siete tantos sin respuesta local.

Después de que las rojillas erraran varios ataques que habrían apretado el resultado, un triple de Katarina Tetemondova cortó la racha visitante y volvió a situar la renta local cerca de la barrera psicológica del +10, alcanzada en la recta final de este segundo acto tras otro enceste desde el 6,75, ahora de Irene Lahuerta. No consiguieron acercarse las bercianas en los últimos minutos antes del descanso, al que se llegó con el 38-28 en el electrónico.

La reacción se ve cortada y las locales sentencian

Un triple de Van den Adel a la vuelta de los vestuarios volvió a oscurecer el panorama ante el desatino ofensivo de las del Bierzo Alto. Cinco minutos tardaron los colegiados en señalar la primera personal local, lo que pudo condicionar el transcurso de un cuarto en el que las rojillas llegaron al bonus en poco tiempo. Otro gran problema, más allá de las faltas, fue que sólo Ariel Edwards vio aro en este tercer cuarto, monopolizando con 8 puntos la anotación visitante. Esto fue un lastre, ya que las mañas consiguieron estirar su ventaja hasta rondar de nuevo la veintena (55-36) al final del tercer periodo gracias, sobre todo, a la aportación de Van den Adel, que anotó 7 de sus 15 tantos en estos minutos.

En tal tesitura, el objetivo parecía defender el average. Pese a que por momentos daba la impresión de que las rojillas podrían enganchar una buena racha, las zaragozanas dominaban sin grandes problemas. El cansancio hacía mella en un equipo que peleaba contra una adversidad, la lesión de Banks, que posiblemente tuvo un papel determinante en el desenlace del choque. Dos triples, de Svitlica y Edwards respectivamente, contribuyeron a certificar el objetivo con el que se arrancó el asalto definitivo de un encuentro que finalizó con el 61-48 en el luminoso.

FICHA TÉCNICA:

MANN-FILTER ZARAGOZA, 61 (27+11+17+6): Roneeka Hodges (11), Natalie Van de Adel (15), Lucila Pascua (4), Katarina Tetemondova (9), Snezana Aleksic (11) -cinco inicial-; Irene Lahuerta (3), Rachael Vanderwal (4) y Alisia Jenkins (4).

Entrenador: Víctor Lapeña.

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE, 48 (13+15+8+12): Dragana Svitlica (13), Aleksandra Stanacev (12), Brianna Banks (-), Vega Gimeno (2), Ariel Edwards (13) –cinco inicial-; Monty (6), Itziar Germán (-) y Katya Fedorenkova (2).

Entrenador: Fran García.

Árbitros: Asier Quintas Álvarez y Jordi Domingo Vilalta.

Eliminada: Lucila Pascua.

Fran García: “Hay que trabajar todos los partidos al 100%”

A la conclusión del encuentro, el técnico del Embutidos Pajariel Bembibre, Fran García, compareció visiblemente contrariado por una derrota en la que, aunque podría ser esperada, su equipo no fue capaz de exponer su mejor imagen. “No tuvimos una gran puesta en escena en el primer cuarto, en el que llegamos a perder de cerca de 20 puntos”, declaró el asturiano, que consideró, de hecho, que “lo arrastramos todo el partido y, desde ahí, contra un rival como éste, lo pagas. Viendo cómo se puso el partido, lo único positivo fue salvar el average”, concretó.

Aunque no quiso poner excusas, el preparador del cuadro berciano consideró que “la lesión de Brianna Banks nos mermó bastante. Nos quedamos cortos en la rotación exterior. Esperemos que sea un susto y pueda jugar el sábado ante Star Center-Uni Ferrol”, explicó García, que opinó, asimismo, que “la falta de rotación y el cansancio nos hicieron daño. No nos dio para jugar con regularidad”, resumió.

Aunque sin ser alarmista, el entrenador gijonés recordó que “llevamos un partido ganado fuera de casa. Es complicado, habla de la igualdad de la liga”, comentó el preparador del cuadro bembibrense, consciente de que “hay que trabajar todos los partidos al100%. En casa estamos jugando bien”, puntualizó. “En la segunda vuelta va a ser difícil porque casi todos los equipos han cambiado la plantilla. Nosotros sólo hemos dado un retoque en la rotación y hace que nos vaya a costar más”, reconoció el asturiano, centrado en “llegar a las ocho victorias para no pasar muchos problemas. A partir de ahí, intentar asomarnos a la parte alta”, rubricó.

Departamento de Comunicación del Club Baloncesto Bembibre

 

compramostucoche.es