Las adversidades y un mentalizado Cuéllar impidieron al Atlético Bembibre de Fútbol Sala llevarse la victoria en un partido que se presentó difícil desde el principio, y que terminó con un marcador de 9-6. Eso sí, los rojiblancos llegaron a sacar hasta 4 goles de ventaja que se fue reduciendo hasta que los locales dieron la vuelta al marcador.

El partido se presentaba difícil frente al segundo clasificado del grupo noveno de Tercera. El conjunto rojiblanco viajaba en cuadro con 6 jugadores y un portero, uno de ellos lesionado.

Comenzaron adelantándose con un contundente 0-4, pero los locales hicieron valer su posición para acortar distancias antes del descanso, al que llegaron con un 2-4 en el electrónico.

Y después del descanso llegó un torbellino del Cuéllar que pilló al Bembibre completamente desenchufado con tres goles en tres minutos que dieron la vuelta al marcador.

Por si esto fuera poco, el meta del Bembibre Marcos en una jugada desafortunada vio la tarjeta roja por tocar balón fuera del área. Sin porteros en el banquillo, Aure tuvo que colocarse bajo la escuadra el resto del partido.

El Bembibre no tiró la toalla y a pesar de las circunstancias a punto estuvo de empatar el partido. Varias jugadas claras que no se materializaron hicieron que el Cuéllar se mantuviera con ventaja hasta los minutos finales en que consiguió aumentar esa ventaja hasta el definitivo 9-6 con el que terminó el partido.

 

 

compramostucoche.es