El Bembibre cayó en Cebreros ante un rival directo, en un partido donde los bercianos volvieron a merecer más, pero el serio problema con el gol del que adolecen los de Ministro pasó factura una vez más.

Fue suficiente una jugada a balón parado, un lanzamiento directo a los 12 minutos de juego, para que los abulenses se llevaran los tres puntos y el golaveraje. David Terleira, uno de los máximos goleadores del grupo, sorprendió a Ivanildo por el palo largo para anotar el único tanto del partido. Pudo empatar el Bembibre antes del descanso en un centro atrás de Espi, por la banda derecha, al que no llega Jose por muy poco. Y ese fue el escaso bagaje de ambos equipos en la primera mitad.

La segunda parte fue para los rojiblancos. La Cebrereña tan solo inquietó a Ivanildo en un nuevo lanzamiento directo, pero en esta ocasión el guardameta bembibrense estuvo más acertado para despejar el balón.

Los atléticos dispusieron de varias ocasiones para igualar el marcador, pero volvió a faltar fortuna en el remate a portería. A Rubén se le escapó el gol en el último suspiro, tas una gran jugada personal, después de que el balón tocara en varios defensores; tampoco tuvo suerte Mateos en un cabezazo que salió rozando el larguero; e incluso Miguel Cabral, que había entrado en la recta final, dispuso de un mano a mano con Juan en el minuto 89, pero el balón se marchó fuera lamiendo el poste.

Ahora llega el tramo más exigente de la temporada para los bercianos, ya que en las próximas jornadas se enfrentan a tres equipos de los cuatro primeros clasificados –Unionistas, Astorga y Segoviana- con la necesidad de superar esta fase sin dejar el casillero de puntos en blanco.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.