El Atlético Bembibre tuvo que conformarse con un punto en su visita a Burgo de Osma. Un punto que sabe a poco tal como se desarrolló el encuentro, con el gol del empate soriano en la última jugada del partido.

A pesar del mal sabor que deja un empate cuando ya se acariciaba la victoria, no podemos olvidar que en el fondo es un resultado muy positivo. Independientemente de la entidad del rival, no es fácil comenzar el campeonato fuera de casa, con un largo viaje de 400 kilómetros y las bajas de jugadores importantes como Isma, Yeison y Cubero.

La primera parte fue muy disputada, siempre con el fuerte viento como protagonista, que dificultaba el juego de ambos equipos. Coco, que debutaba en partido oficial con la elástica rojiblanca, estuvo muy activo en los primeros minutos, y a punto estuvo de sorprender a Chema con un disparo desde la frontal que obligó a lucirse al portero soriano.

En el minuto 22 los bercianos sufrieron un importante contratiempo: Espi tuvo que abandonar el terreno de juego lesionado. Ministro decide recolocar sus piezas y sustituye al central por un delantero, dando entrada a Marcos, que en el regreso a su equipo de toda la vida volvió a ser determinante.

Poco antes del descanso Marcos es derribado dentro del área y el colegiado no duda en señalar la pena máxima. Óscar es el encargado de ejecutar el lanzamiento desde los nueve metros, y engaña al portero para poner al Bembibre con ventaja en el marcador.

Tras el paso por vestuarios el Uxama sale dispuesto a lograr el empate. Y a punto estuvo de lograrlo en una jugada ensayada de estrategia, que Willy consigue salvar debajo de los palos. Fue la mejor ocasión de los locales, que ya habían comenzado a sufrir los rápidos contraataques de la escuadra berciana.

Los atléticos tuvieron varias ocasiones para cerrar el partido a la contra. Incluso Guille dejó en inferioridad a su equipo en el minuto 75, al ver la segunda amarilla intentando frenar una contra de Marcos. Pero la falta de definición permitió que los sorianos se mantuvieran con opciones hasta el arreón final.

Cuando ya agonizaba el partido, en el minuto 94, el Uxama dispone de una falta en el lateral del área. El centro es rechazado por la defensa y el balón le cae a Álex, que controla, dispara, y desde fuera del área consigue anotar el tanto del empate.

Al final reparto de puntos que deja mal sabor de boca al Atlético Bembibre por la forma en que se produjo, pero que si se mira fríamente, es un buen resultado con el que iniciar el campeonato y comenzar a preparar el próximo partido, ya en La Devesa, frente al Salmantino, que llega con vitola de equipo favorito a disputar la fase de ascenso.

Foto: Atlético Bembibre

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.