El Embutidos Pajariel Bembibre, que en 2016 se había proclamado campeón de la Copa Castilla y León después de dar la campanada en Würzburg ante Perfumerías Avenida, no pudo retener su cetro autonómico en la XVII edición del certamen regional. El conjunto salmantino, que volvió a ejercer de anfitrión, recuperó su trono en la comunidad después de vencer por 76-37 a un Embutidos Pajariel Bembibre que fue subcampeón compitiendo con lo que pudo y como pudo ante una escuadra que aspira a acabar el curso 17-18 entre las mejores del continente.

El abrumador ritmo del juego de las charras, vertiginoso y torrencial, ahogó desde el inicio a un conjunto, el berciano, que apenas pudo oponer resistencia durante los primeros minutos. El cansancio acumulado tras la cita del jueves ante Quesos El Pastor limitó aún más si cabe las posibilidades de las de Fran García, que se vieron condicionadas, pese a que no tendría trascendencia a nivel de resultado, por las bajas de dos jugadoras, Kristina Rakovic y Brittany Brown, llamadas a tener mucha importancia. No sería justo, eso sí, limitar a estas ausencias el resumen de un encuentro en el que las de Miguel Ángel Ortega demostraron, principalmente en la primera mitad, que son muy superiores a sus rivales en España. Su acierto, además, fue exorbitante por momentos.

Partido con poca historia y sentenciado al descanso

De inicio, la baja de Brittany Brown obligó a modificar el quinteto a Fran García. A pesar de que las charras comenzaron con un 5-0, Elin Gustavsson respondió desde el 6,75. Las de Miguel Ángel Ortega, no obstante, dominaron con claridad en estos minutos iniciales gracias sobre todo a su juego interior, las bercianas trataron de que la desventaja no fuera inabordable. Sin embargo, el trepidante ritmo de juego y la agobiante presión de las locales desbordaban a un conjunto bembibrense muy mermado, más si cabe tras la salida por tres faltas de Gustavsson. Al final del primer cuarto, un inapelable 29-7 para Avenida.

Siguió el cuadro salmantino haciendo mucho daño por dentro y por fuera en el segundo acto. Con Erika De Souza gobernando en la pintura, un triple de Domínguez llevó un parcial al 23-0, aunque se alargó dos puntos más. Pidió tiempo muerto Fran García, que puso de nuevo a Gustavsson. Apenas pudo aportar, pues fue castigada pronto con la cuarta personal y hubo de retornar al banquillo. Laura Aliaga, como la pasada campaña, volvía a jugar de 4 tratando de hacer daño jugando un poco más lejos del aro y tenía buena aportación. Con más corazón que cabeza, las rojillas trataron de maquillar el resultado. Sin embargo, a las salmantinas les entraba todo. El marcador al descanso, 53-15, no dejaba lugar a la duda.

El partido se iguala –no en el electrónico- desde el descanso

Los segundos veinte minutos siguieron el mismo guion: Avenida moviendo el banquillo para no perder ritmo e intensidad, y Bembibre tratando de competir dentro de sus escasas posibilidades. Apenas pudieron las bembibrenses encontrar opciones cómodas de tiro, superadas por una condición física incontestable. Aunque ya no había nada que hacer a nivel competitivo, las del Bierzo Alto evitaron que la diferencia siguiera creciendo. De hecho, se adjudicaron el tercer parcial, que acabó 64-27, gracias a los buenos minutos de Jovana Pasic y Aleksandra Stanacev.

Últimos minutos sin opciones para las rojillas, que siguieron sufriendo un vendaval. El cansancio acumulado tras el exigente duelo ante Quesos El Pastor siguió haciendo mella en las jugadoras bercianas, que tuvieron muchos problemas para anotar durante los cuarenta minutos. La renta local siguió en torno al +40 hasta el definitivo 76-37. Como el anterior, éste fue un parcial de poca anotación, aunque en este caso fue para las charras gracias a los buenos minutos de las internacionales Silvia Domínguez y sobre todo Laura Gil, que sería la MVP del torneo.

La ficha del encuentro:

Perfumerías Avenida, 76 (29+24+11+12): Adaora Elonu (10), Silvia Domínguez (10), Laura Quevedo (6), Erika de Souza (17), Laura Gil (10) -cinco inicial-; Laura Nicholls (4), María Asurmendi (2), Farhiya Abdi (7) y D’Andra Moss (10).

Embutidos Pajariel Bembibre, 37 (7+8+12+10): Ellen Åström (2), Jovana Pasic (11), Quinn Dornstauder (-), Aleksandra Stanaćev (6), Elin Gustavsson (7) –cinco inicial-; Laura Aliaga (9), Bineta Ndoye (2) y Alba González (-).

Árbitros: Martínez Fernández y Sánchez Benito.

Dpto. de Comunicación CB Bembibre

 

 

compramostucoche.es