El Atlético Bembibre no pudo hacer buena la victoria conseguida el domingo pasado en el difícil campo del Bupolsa, frente a un Tordesillas que tiró de oficio para romper una racha de 16 temporadas sin ganar en La Devesa y acercarse así a la zona noble de la clasificación. Y es que los bercianos, que estuvieron romos en ataque y poco expeditivos en defensa, siguen sin poder brindar una victoria en su campo a sus aficionados.

 Como ya es habitual, los atléticos comenzaron muy bien el partido, llegando con facilidad al área y creando ocasiones que, la mayoría de las veces por falta de acierto, algunas por las buenas intervenciones del guardameta y otras por la mala actuación del juez de línea, que señaló varios fueras de jugo inexistentes, no dieron el fruto deseado.

Cueto en el segundo palo tras el saque de una falta, que no acertó con la portería, y Coco en un pase a la espalda de la defensa que no se atrevió a rematar cuando encaraba la portería, tuvieron las ocasiones más claras para el Atlético Bembibre. El Tordesillas, que trataba de sorprender a la contra, también tuvo una buena oportunidad para marcar en un desajuste de la defensa berciana, que permitió a Viti quedarse mano a mano con Omar, pero se escoró demasiado y el guardameta pudo reponerse del primer regate para detener el balón.

partido 02

La segunda parte comenzó con un jarro de agua fría para los bercianos. Un despiste de novatos en una falta cerca del área, sin que nadie se situara frente al balón, permitió un saque rápido que pilló a toda la defensa desprevenida y Borrego, en el mano a mano, no perdonó.

No tardó el Bembibre en volver a crear peligro, y pudo lograr el empate en un penalti muy claro que Cubero se encargó de ejecutar, pero Iago le adivinó la intención y detuvo el lanzamiento. Los atléticos siguieron intentándolo y a base de mucho empuje terminó llegando el gol del empate. Jesús, que había entrado en la segunda mitad, se coló por la banda derecha y su disparo fue rechazado por Iago al segundo palo donde llegaba Cueto quien, casi sobre la línea, remató de cabeza a la red.

partido 04

Quedaban 25 minutos por delante y parecía que el Bembibre podía buscar aún la victoria, mientras que el Tordesillas trataba de ralentizar el jugo satisfecho con el empate. La tuvo Óscar en una jugada personal con un disparo lejano al segundo palo que se marchó por muy poco, muy cerca de la escuadra, pero esta vez la fortuna estuvo del lado del Tordesillas, que se encontró además con un penalti a diez minutos del final. Un centro desde la banda pega en la mano de Tano dentro del área, quien venía en carrera acompañando la jugada, y el colegiado atendiendo las protestas visitantes señaló el punto fatídico. Mato, que es un especialista desde los 11 metros, engañó a Omar para anotar el gol que le daría la victoria a su equipo.

A partir de ahí los vallisoletanos se dedicaron a tirarse al suelo a la mínima ocasión, intentando que pasaran los minutos sin que el balón estuviera mucho tiempo en juego. A pesar de ello, con el tiempo ya cumplido, el Bembibre tuvo una ocasión muy clara para empatar el partido, pero Jesús no acertó a empujar a puerta vacía un balón que se le había quedado ligeramente atrás, después de un rechace a disparo de Cueto.

Al Bembibre no le queda más remedio que olvidarse del resultado e intentar recuperar fuera lo que ha perdido en casa, y en esta semana con doble jornada no hay tiempo para lamentaciones. El domingo toca visita al Cristo Atlético, un conjunto que se encuentra en idéntica situación, con 8 puntos y la obligación de ganar, por lo que se espera un partido de mucha intensidad entre dos equipos muy necesitados.

 

 

 

compramostucoche.es