El Atlético Bembibre no pudo finalizar la primera vuelta y el año dando una alegría a su público, que no ha tenido hasta el momento muchas oportunidades de celebrar – tan solo dos victorias y tres empates en La Devesa – con su equipo.

A pesar de que La Bañeza ocupa puestos de fase de ascenso y la diferencia en la clasificación es importante entre los dos equipos, los leoneses no se mostraron como un rival poderoso y claramente superior. Al contrario, la igualdad fue la tónica del partido, que se desequilibró a favor del conjunto visitante en una acción en la que se vieron favorecidos por la fortuna.

Los dos equipos se emplearon con mucha intensidad, pero con poco fútbol, buscando casi siempre balones largos desde la defensa que en contadas ocasiones creaban situaciones de verdadero peligro. La mejor del primer tiempo fue para el Bembibre en un lanzamiento directo de falta que ejecutó Isma desde el lateral derecho del área, muy ajustado al poste, al que respondió de manera impecable Kuny para enviar el balón a córner.

En la segunda mitad más de lo mismo. La ausencia de fútbol, tanto por parte de La Bañeza como del Atlético Bembibre, avocaba el encuentro a un resultado de empate a cero que solo una acción puntual o un golpe de fortuna podía romper a favor de uno u otro lado. Y la fortuna estuvo del lado morado en una jugada a balón parado ejecutada por el exrojiblanco Adrián Rojo. El envío al área es rechazado y el balón hace un extraño en forma de parábola por encima de Omar para caer a los pies de Varo, que solo tiene que empujarlo a la red.

A partir de ahí los atléticos tratan de poner una marcha más para ir en busca del empate. Pero sin una idea clara, ese ímpetu se traducía en acciones individuales que finalizaban antes de disparar a puerta. A pesar de todo el Bembibre tuvo su ocasión para empatar, pero Samu Bugallo, que recibió el balón a un paso de la portería, estuvo lento para revolverse y tampoco consiguió disparar a gol.

Al final los puntos viajaron para el otro lado del Manzanal. La Bañeza consigue así un colchón de cuatro puntos con el quinto clasificado, mientras que el Bembibre queda en el puesto 20, a siete puntos del descenso directo y a cuatro de Bupolsa y Virgen del Camino, que lo preceden en la tabla.

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.