Las sensaciones que deja un empate pueden ser contradictorias, en función de cómo se haya producido, y este domingo el punto que el Atlético Bembibre sumó frente al Real Ávila en La Devesa dejó un sabor agridulce entre los aficionados. Puntuar frente a uno de los equipos que tiene entre sus objetivos luchar por la fase de ascenso puede considerarse positivo, pero cuando has estado acariciando la victoria hasta los minutos finales, y aún después de encajar el gol tienes al menos dos ocasiones claras para volver a marcar y ganar el partido, ese punto termina sabiendo a poco.

No fue un encuentro brillante por parte de ninguno de los dos equipos, con mucha lucha en el centro del campo y demasiadas pérdidas de balón. El Bembibre comenzó mejor, creando problemas a Julen con varios lanzamientos desde fuera del área, mientras que el Ávila tan solo conseguía dar sensación de peligro en las jugadas ensayadas a balón parado. Pero a punto estuvo de romperse el guion al filo del descanso cuando Javi Mesa, tras una arrancada en velocidad desde el centro del campo que la defensa berciana no supo frenar, se plantó ante Omar, y éste midió muy bien la salida para quedarse con el balón en el mano a mano.

Tras la reanudación siguió la misma tónica, en cuanto a imprecisiones y centrocampismo por parte de los dos equipos, aunque ahora con mayor dominio del juego por parte del Ávila. Al Bembibre le estaba costando mucho llegar al área, pero un saque en largo de Omar lo supo aprovechar Marcos, colándose entre los defensas y adelantándose a la salida de Julen para superarlo por arriba de cabeza.

Al Ávila no le quedaba otra opción que dar un paso adelante para intentar empatar el partido, mientras que el Bembibre se echó demasiado atrás para defender el resultado. Llegó el primer aviso con un disparo de Javi Mesa, después de revolverse dentro del área, que consiguió detener Omar. Y en el minuto 84 el gol: Cueto no es contundente al intentar frenar con falta un ataque abulense que había superado ya la primera línea defensiva de los bercianos, y la jugada termina con un buen centro desde la derecha que Ramiro remata de cabeza a la red en el segundo palo.

Quedaba poco tiempo, pero el Bembibre no tardó en reaccionar. Solo dos minutos más tarde Jesús recibe dentro del área y remata cruzado a la base del palo. Parecía que el balón iba a entrar en la portería, pero finalmente no fue así.

Volvió a ser protagonista Jesús en el minuto 89, cuando se marchaba en velocidad directo hacia la portería abulense, pero Issa sí fue contundente y derribó al delantero bembibrense. Vio la segunda amarilla y tuvo que abandonar el terreno de juego, pero su equipo no encajó un gol más que probable.

Con el tiempo ya cumplido Julen tuvo que emplearse a fondo ante un fuerte disparo de Marcos. En la continuación de la jugada, después de un primer resbalón que impide a Jesús rematar a gol tras el rechace del portero, el balón le llega a Coco que es arrollado por un contrario. Una jugada cuanto menos dudosa, en la que los bercianos pidieron penalti.

No había tiempo para más. Final del partido y un punto para cada equipo. Ahora toca pensar en la próxima jornada, con una complicada visita a la Eragudina para enfrentarse al Atlético Astorga.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.