Se hizo de rogar la segunda victoria a domicilio del Embutidos Pajariel Bembibre, pero llegó en Logroño para dejar prácticamente asegurada la permanencia en la Liga DIA. En un duelo de alta exigencia por la necesidad del rival, el conjunto del Bierzo Alto se impuso por 51-53 a un Campus Promete que tuvo opción de igualar en la última jugada del partido. La defensa, el principal argumento rojillo para remontar después de verse en desventaja, sirvió para asegurar el séptimo triunfo, que deja al cuadro berciano con un colchón de cinco partidos (más basket-average) sobre la zona de descenso que delimita el equipo riojano.

Como en el triunfo en San Sebastián, la escuadra rojilla cimentó su victoria en una defensa superlativa en el tercer cuarto. En los diez minutos que siguieron al descanso, las logroñesas se quedaron sin respuesta ante la actividad defensiva de un conjunto bembibrense que dejó a las riojanas en 6 puntos durante el tercer periodo y enlazó 18 tantos sin respuesta de las de Julián Martínez. La importancia entonces de Aleksandra Stanaćev y Brittany Brown, que sumaron 10 y 24 tantos respectivamente al final del choque, sirvió para solventar un duelo que deja a las de Fran García con opciones de alcanzar la zona media de la clasificación al tener pendiente el enfrentamiento de la 18ª jornada ante IDK Gipuzkoa.

El partido, como reflejó el marcador final, fue competido hasta la última posesión. La capacidad de disminuir la aportación de jugadoras tan importantes como Vanessa Gidden (9 tantos, todos en la primera mitad), Leslie Knight (7) y Milica Jovanovic (6, todos en el último cuarto) demuestra el crecimiento de un equipo que recuperó el nivel defensivo demostrado al inicio de la temporada. Sufrió al principio y al final, pero superó las adversidades que se encontró en un duelo de esos que gusta ganar por lo angustioso que fue.

Bembibre reacciona tras un mal inicio

El encuentro fue muy complicado en los primeros minutos para el cuadro berciano. Tras la canasta inicial, las interiores riojanas se hicieron con el mando del choque y lideraron al cuadro local hasta llevar su ventaja a la decena (16-6) después de un parcial de 8-0. La exjugadora bembibrense Laura Herrera (11 puntos) y Gidden hicieron mucho daño en este tramo del choque, marcado por la sucesión de errores en el tiro de las rojillas. Éstas, sin embargo, consiguieron reducir la desventaja para evitar que el partido tomara un claro color riojano al final de un primer cuarto al que se llegó con el 19-12 en el marcador.

La reacción bembibrense llegó tras este primer receso. Pareció que tardaron en cogerle el ritmo al choque las bercianas después de tres semanas sin competir, pero poco a poco, con un mejor nivel defensivo y un acierto mayor ante el aro rival, se fueron recuperando. Brown (10 tantos en el segundo cuarto) y Laura Aliaga con un triple tuvieron un papel fundamental para que las del Bierzo Alto volvieran a meterse en el partido. De hecho, fueron las que lideraron un parcial de 7-0. Al descanso, no obstante, las locales se fueron en ventaja (29-27) después de 4 puntos consecutivos de Gidden.

Un tercer cuarto soberbio no evita el sufrimiento final

Algo tuvo que suceder en el vestuario rojillo en el intermedio. Manteniendo el alto nivel defensivo del segundo acto, las de Fran García encadenaron 12 tantos sin respuesta local sellados con un triple de Elin Gustavsson que acercó la renta berciana a la decena (31-39). Se veían maniatadas las interiores riojanas, incapaces de hacer daño cerca del aro berciano. Se había teñido de rojo el encuentro, pues Grant-Allen y Stanaćev ampliaron una racha que fue de 18 tantos consecutivos con una bandeja de Brown tras robo. Reaccionó levemente el conjunto logroñés para poner el 35-45 antes del asalto definitivo.

Comenzó el último periodo con ambos equipos intercambiando errores, pero fueron las de Julián Martínez las que empezaron a acertar. Un triple de Jovanovic puso el 40-45 y empezó a complicar un partido que pareció sentenciado. Lo fiaron todo a la propia Jovanovic y Angelique Robinson las riojanas, que encontraron en ellas la respuesta necesaria para apretar el marcador hasta el 51-53 con el que se llegaron a los 9 segundos decisivos. Con balón para las locales, la propia Robinson se la jugó, pero falló ante la presión de Stanaćev y el rebote cayó para Gustavsson, con lo que el marcador no se movió. La angustiosa e importantísima victoria se fue a la villa del Boeza.

Ficha técnica:

Campus Promete, 51 (19+10+6+16): Angelique Robinson (14), Paula Estebas (2), Laura Herrera (11), Vanessa Gidden (9), Leslie Knight (7) -cinco inicial-; Anna Stamolamprou (-), Milica Jovanovic (6) y Sofía Silva (2).
Entrenador: Julián Martínez.

Embutidos Pajariel Bembibre, 53 (12+15+18+8): Brittany Brown (24), Jovana Pasic (5), Saicha Grant-Allen (4), Aleksandra Stanaćev (10), Elin Gustavsson (3) –cinco inicial-; Ellen Åström (-), Laura Aliaga (3), Bineta Ndoye (2) y Kristina Rakovic (2).
Entrenador: Fran García

Árbitros: Alejandro Aranzana García y José Javier Marqueta Gracia.

Incidencias: Partido correspondiente a la 19ª jornada de la Liga DIA, disputado en el Palacio de los Deportes de La Rioja de Logroño (La Rioja).

Dpto. Comunicación CB Bembibre

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.