No fue el día del Atlético Bembibre, que llegaba a Tordesillas con muchas bajas y tres juveniles en la convocatoria. Y no es que los locales, que están solo un peldaño por debajo de la fase de ascenso, fueran superiores durante los primeros minutos, pero se encontraron con un error de Omar al cuarto de hora que les abrió la puerta de la victoria. El guardameta bembibrense se entretuvo demasiado y ante la presión de Borrego golpeó el balón contra el cuerpo del fútbolista, intreduciéndose el rebote dentro de la portería. Un error que no empaña la gran temporada del cancerbero rojiblanco en su retorno a la competición tras un paréntesis de varios años. Basta recordar el penalti que paró hace solo una jornada frente al Burgos Bupolsa y que a la postre sirvió para que los atléticos sumaran los tres puntos.

Aunque con el marcador a favor el Tordesillas pasó a ejercer un mayor control del juego, las ocasiones de gol brillaban por su ausencia. El Bembibre tuvo la suya para empatar al inicio del segundo tiempo, sin embargo el disparo de Óscar, con el portero fuera de su área, se estrelló en la cara del guardameta, que cayó al suelo aturdido y necesitó la entrada de las asistencias. Afortunadamente se recuperó y pudo continuar, evitando además el empate.

Quien sí acertó con la portería fue Bayón en el minuto 70. Joni centra desde la banda y Roberto Simón remata al palo. El rechace lo recoge Bayón y anota el segundo para su equipo. Un gol que dejaba sentenciado el partido y hacía que los bercianos bajaran ya los brazos.

La próxima semana llega el Cristo Atlético a La Devesa. Otro de los equipos que están al acecho de los cuatro primeros clasificados, por lo que será un partido muy complicado para los bercianos, que necesitan sacar algo positivo para no caer a la zona de peligro.

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.