El Open de Castilla y León de BTT, que se celebró en la localidad zamorana de Benavente, tuvo una doble vertiente para los hermanos García. La cara fue para Ignacio, que después de salir desde la segunda fila consiguió remontar hasta ponerse en cabeza, donde estuvo hasta la última vuelta en que la dureza del trazado y el cansancio, le obligaba a ceder el primer puesto y caer hasta la tercera posición.

La cruz fue para Laura, a la que esta vez no acompañó la fortuna y poco después de la salida, en una bajada muy fuerte sufría una avería mecánica - el neumático se salió de la llanta- y no tuvo otro remedio que abandonar la carrera.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.