El Memorial Chely Álvarez para corredores Junior, que cumple ya su vigésimo quinta edición, reunió a unos noventa ciclistas procedentes de Asturias, Cantabria, Madrid y Castilla y León, para recorrer los 86 kilómetros con tres puertos puntuables (Alto de Robledo, Alto de Santa Marina y Alto de Onamio) y dos metas volantes (Noceda del Bierzo y Bembibre), de que constaba la prueba.

 

Pocos metros después de finalizar la salida neutralizada por las calles de Bembibre, comenzaron ya las primeras hostilidades para tomar la cabeza del pelotón, donde los ciclistas del MMR-Academy no tardaron en imponer su dominio, controlando siempre la prueba hasta llegar a meta, donde metieron cinco corredores entre los seis primeros.

El ganador fue Mario Aparicio, del MMR-Academy, que también consiguió el primer puesto en la clasificación por equipos. Mientras que tanto el primo de las metas volantes como el premio de la montaña, fueron para David Camargo del Digarsa. El ciclista mejor clasificado del Dipuleón Bembibre fue Víctor García García en octava posición.

Fotos: Pierre González

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.