Rodrigo Rivera será el nuevo presidente del Club Baloncesto Bembibre después de imponerse a su rival, Alfonso Sierra, en las elecciones celebradas en el pabellón Manuel Marqués Patarita de la capital del Bierzo Alto. El nuevo máximo dirigente de la entidad recibió un total de 48 apoyos, mientras que su contrincante obtuvo el respaldo de 17 electores. En total, 65 votantes de los 397 socios con derecho a voto en el proceso electoral abierto hace apenas dos semanas tras la renuncia después de dos años al frente del club de Salvador Fernández.

A la vista de los resultados, Rivera ocupará el cargo respaldado por la mayoría de la masa social del club (más del 73% de los votantes). Lo hará, además, avalado por la experiencia después de seis temporadas formando parte de la junta directiva de la entidad, única en El Bierzo que actualmente milita en la élite del deporte nacional. Su reto, sin duda, será exigente, ya que afrontará la séptima campaña del club en la máxima categoría del baloncesto femenino nacional.

Una vez concluidas las votaciones, un Rivera aún emocionado y exultante ofreció sus primeras impresiones. En primer lugar, quiso “agradecer el apoyo de los socios. Desde ahora, nada de disfrutar y nos tenemos que poner a trabajar”, expuso el nuevo presidente del club bembibrense, que no quiso cerrar la puerta a la inclusión del otro candidato en su nueva junta directiva: “Lo valoraremos con la gente de mi candidatura”.

Pese a la dimisión de parte de la anterior junta, Rivera aseguró, por otro lado, que “el trabajo no ha cesado. Por la dinámica, se ha seguido trabajando para formar el equipo de la próxima temporada”, explicó el nuevo mandatario, que destacó la importancia de que los socios hayan tenido la oportunidad de elegir entre dos candidatos. “Mi candidatura es continuista porque llevo seis años formando parte de la anterior junta gestora”, recordó.

Departamento de Comunicación del Club Baloncesto Bembibre

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.